Entrega de la carta a Sanidad. / Leticia Pérez

El Foro Feminista de Valladolid, conformado por 539 asociaciones de siete países, entregó una carta a la Consejería de para exigir que cesen los tratamientos con bloqueadores de la pubertad y hormonas cruzadas a menores que se autodeterminan trans.

Señalaron en la misiva que, en los últimos años, se ha producido un aumento exponencial de casos de personas que solicitan la reasignación de sexo y su perfil ha cambiado radicalmente. Ante esta situación, pidieron que el Ministerio de Sanidad y las consejerías de las Comunidades Autónomas tengan en cuenta los argumentos de todas las sociedades médicas y científicas, incluido el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos.

Los sanitarios “deben cumplir sus obligaciones de prudencia y respeto a la salud y la integridad corporal”. El Código Deontológico exige, ante todo, que cualquier acto médico se base en un diagnóstico riguroso, y que los tratamientos ofrecidos sean individualizados y basados en la evidencia científica, atendiendo a la Lex Artis.

Solicitaron, además, que en el campo de atención a jóvenes y menores que sufren este tipo de problemas, sean atendidos por profesionales médicos y psicoterapeutas debidamente formados. Y recordamos que el primer derecho fundamental del menor es llegar sano a la mayoría de edad.

De esa forma, solicitaron al consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, que tome medidas, como ya han hecho en otros países del entorno, por lo que las asociaciones integradas en el Frente Feminista exigieron una “respuesta clara y coherente para la preservación de la salud pública”.