Señal de una 'M' en un vehículo, polémica propuesta del fiscal jefe de Salamanca, Juan José Pereña. / EFE -JMGARCÍA
Publicidad

El fiscal jefe de Salamanca, Juan José Pereña, promotor en su memoria anual de la idea de colocar una ‘M’ en los vehículos conducidos por personas de “edad avanzada”, ha explicado en una entrevista con la Agencia EFE que su intención es “proteger a estos conductores, no señalarlos”. Sorprendido por la repercusión que ha tenido su idea, Pereña ha detallado que la edad que propuso de 70 años era “orientativa” y, de prosperar la iniciativa, se podría “estudiar o analizar“.

En la memoria anual de la Fiscalía de Salamanca incluyó la propuesta, también incorporada en la de la Fiscalía General del Estado, en materia de seguridad vial sobre la necesidad de reformar “la normativa administrativa” respecto a la conducción por parte de personas de “avanzada edad”.

Esta idea surgía, según se recoge en la Memoria, ante “algún supuesto” que se ha tenido de “incorporación a autovías en sentido contrario al de la circulación y otro tipo de siniestros más leves, vinculado a la conducción de vehículos por personas de edad avanzada”.

Dentro de estas modificaciones, se propone “hacer obligatorio y no potestativo el reconocimiento médico con mayor periodicidad a partir de los 70 años”, así como “colocar un distintivo en el vehículos similar a la L de los conductores noveles” y sugiere que sea “una M de persona mayor, a fin de avisar al resto de conductores de que el vehículo está conducido por una persona de avanzada edad”.

Juan José Pereña ha reconocido que esta propuesta la ha hecho “pensando en que se alarga la expectativa de vida y que se va a conducir con más edad”. Para el fiscal jefe de Salamanca, que durante más de diez años ha sido el delegado en Seguridad Vial de esta Fiscalía, se trata “de una propuesta sin más” para que “quien corresponda la recoja o no”, aunque ha advertido de que “algún día habrá que entrar en este tema”.

“Es verdad que las personas de edad avanzada conducen con mucha prudencia, pero también lo es que con los años se pierde audición, visión y se tiene más dificultad para calcular la velocidad y la distancia”, ha añadido. A estos argumentos, Juan José Pereña ha sumado que estos conductores suelen “hacer el mismo recorrido, en las horas centrales del día porque huyen de las noches” y conducen “vehículos más antiguos”.

Ante la polémica que ha generado la propuesta, que algunos sectores de la población le acusan de estigmatizar al conductor mayor, Pereña ha asegurado que quien dice eso “no ha entendido nada”, incluso que ha transmitido “un mensaje erróneo, porque es un colectivo muy importante”.

En su opinión, “no se estigmatiza, sino que se ha hecho la propuesta para proteger al que va dentro, de la misma manera que no se estigmatiza al chico que va con la L”. Juan José Pereña ha querido concluir con la polémica asegurando que se trata de que los que van alrededor de un conductor de avanzada edad “deben tener cuidado hacia él, no con él”.