El coronavirus destruirá 14.683 empleos en la Comunidad

Los efectos de la pandemia conllevarán un impacto negativo en Castilla y León del 1,51 por ciento

460
Gráfico elaborado por Ceprede sobre las previsiones de pérdida de empleos tras el estado de alarma.
Publicidad

La crisis del coronavirus tendrá un impacto negativo del 1,51 por ciento en la economía de Castilla y León, comunidad en la que llegará a destruir 14.683 puestos de trabajo, según un análisis publicado ayer por Ceprede, centro permanente de investigación económica y empresarial.

Según Ceprede, la declaración del estado de alarma, con la restricción de movimientos de la población y el cierre de una gran cantidad de comercios está generando una contención del consumo privado cuyos impactos finales afectarán al crecimiento de las comunidades autónomas.

En Castilla y León, el impacto negativo será del 1,51 por ciento, cuando la media española será del 1,7 por ciento, con comunidades autónomas eminentemente turísticas como las más perjudicadas, con máximos en Baleares o Canarias, del orden del 2,7% y del 2,1%.

Menos impacto negativo tendrá en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con un 1,1 por ciento, y Extremadura, con un 1,3 por ciento, y Asturias y Galicia, con un 1,4.

En Castilla y León, el impacto económico directo será negativo en un 0,9 por ciento, el indirecto en un 0,5 y el inducido en un 0,1 por ciento.

Por sectores el mayor impacto se producirá en la hostelería, con un -7,1 por ciento, seguido de la industria textil, un -7,0 por ciento; el comercio y la reparación, un -2,7, y el transporte, un -2,1 por ciento.

Menor impacto tendrá en la economía de Castilla y León la caída de la construcción, con un -0,2 por ciento, la industria química, con un 0,3, y la administración pública y defensa, un -0,6.

Esto supondrá, según Ceprede, que Castilla y León se perderán por la crisis del coronavirus 14.683 puestos de trabajo, con una especial incidencia negativa en la hostelería, que destruirá 4.050 empleos.

En el sector del comercio y la reparación de la comunidad autónoma se destruirán 3.726 puestos de trabajo, en otros servicios 1.817 y en administración pública, 1.221 empleos.