Publicidad

El Consejo de Colegios Profesionales de Enfermería de Castilla y León se ha sumado este martes a la demanda de todos los sindicatos sanitarios de que la Junta retire el decreto del pasado sábado sobre las prestaciones laborales de los sanitarios ante la covid. En un comunicado, la organización colegial representante de las enfermeras, el colectivo más numeroso de la Sanidad regional, ha criticado la actitud de la Junta al abrir la puerta a “una pérdida de derechos adquiridos por las enfermeras que han demostrado su total compromiso para contener el virus y cuidar a los pacientes“.

El colegio ha sostenido que es “incomprensible la falta de sensibilidad del presidente, el vicepresidente y la consejera de Sanidad que en vez de reconocer y mejorar las condiciones de trabajo de las enfermeras les quitan derechos profesionales y laborales”. Y además, el decreto de Presidencia de la Junta, es para el Consejo de Colegios Profesionales de Enfermería “irresponsable e inoportuno en un momento crítico” en el que hay que “ir juntos la Administración y los profesionales ante una pandemia que está quitando vidas a los ciudadanos”.

Por ello han solicitado que se retire ese decreto que consideran que “atenta contra la profesión enfermera, en particular, y todos los profesionales sanitarios en general, que desde hace meses trabajan en primera línea para hacer frente a la pandemia y cuidar la salud de los castellanoleoneses”.

“Incluso en este decreto se plantean eliminar permisos que hacen posible la conciliación de la vida personal, familiar y laboral que afecta especialmente a la profesión enfermera, donde la mayoría son mujeres”, han argumentado.