El interior de una zapatería de Segovia. / KAMARERO

Las ventas del comercio minorista anotaron en abril dos meses continuados de ascenso en Castilla y León, tras cinco meses en negativo, y se dispararon un 32,1%, tras el 15,9 de marzo, aunque un mes más por debajo de la recuperación nacional que fue del 38,5%.

De acuerdo a los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) las ventas subieron en tasa anual en todas las comunidades autónomas en abril, encabezadas igual que en marzo por Madrid, con un crecimiento del 48,6% y Baleares con un 48,4%.

Castilla y León anotó el quinto menor incremento autonómico, que cerró Extremadura con un 25,3%. En cuanto al empleo asociado, la tasa anual ha recuperado el positivo, tras caer el 1,2% en marzo en Castilla y León, y repuntó cuatro décimas en abril, por encima de la media nacional que no anotó ninguna variación.

El empleo del comercio minorista aumentó en nueve comunidades en tasa anual con Castilla-La Mancha y Comunitat Valenciana con los mayores incrementos con un 1,9% en ambos casos. Con el dato de abril, el sector anotó en los cuatro primeros meses del año un repunte en las ventas del 2,9 en la Comunidad (5,9 nacional); y el empleo sigue en negativo con una caída del 1,3, un punto menos que la media autonómica.