Una pareja, de compras por la Calle Real, una de las zonas comerciales de la capital segoviana. / NEREA LLORENTE

El comercio minorista vendió un 6,3% menos en noviembre en Castilla y León que en el mismo mes del 2019, un descenso más acentuado que el -5,8 nacional, con lo que suma dos meses en negativo, tras el -1,8 de setiembre, después de permanecer estable en setiembre.

De acuerdo a los datos publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), las ventas bajaron en tasa anual en todas las comunidades autónomas en noviembre, excepto en Comunidad de Madrid donde aumentaron un 0,6%.

Canarias (−14,1%), Andalucía (−10,5%) y Cataluña (−9,7%) anotaron los mayores descensos, con Castilla y León con la octava mayor caída, a la par que Cantabria.

En cuanto al empleo del sector, Castilla y León anotó una caída del 1,8%, la tercera menor nacional junto al País Vasco, y sólo por detrás de Aragón y Valencia, donde el recorte fue del 1,2 y 1,6, respectivamente.

Todas las autonomías se situaron en negativo en cuanto a empleo del sector, con el -7,4 de Canarias y el -7,2 de Baleares como peores comportamientos.

Con el de dato de noviembre, el comercio minorista acumula un -7,2% de caída en sus ventas en Castilla y León en lo que va de 2020, frente al -7,4 nacional, con un retroceso del empleo asociado en esos once meses del 1,3, un punto menos que el promedio nacional.