Empresas medianas y grandes de alimentación y bebidas (10cmx10cm)
Empresas medianas y grandes de alimentación y bebidas.

El tamaño para ganar competitividad constituye un reto para el sector agroalimentario de Castilla y León, ya que apenas el 2,8 por ciento de las 3.026 empresas de alimentación y bebidas que operaban en la Comunidad a 1 de enero de 2022, eran medianas o grandes actividades, es decir, con más de 50 asalariados.

Así aparece recogido en el informe ‘El Sector Agrario y la Industria Alimentaria en España: Principales rasgos y análisis regional en 2022’ de Unicaja Banco, donde se precisa que Castilla y León es la quinta autonomía con menor porcentaje de medianas y grandes empresas de la industria agro, solo por delante de Baleares (1,3 por ciento); Asturias (dos por ciento); Extremadura (2,1 por ciento) y Andalucía (2,l2 por ciento). La media nacional se sitúa en el 3,7 por ciento y en la parte al alta de la tabla, aparece Navarra (7,2 por ciento) y Murcia (6,1 por ciento).

El estudio recuerda que la industria de alimentación y bebidas es la principal actividad industrial en España. En el caso de Castilla y León, la agroindustria representa en torno a un tercio de la cifra de negocios y el empleo en la industria manufacturera, siendo la tercera Comunidad Autónoma por volumen de facturación y empleo (alrededor de un nueve por ciento del total nacional). Destaca la industria cárnica, con alrededor de un 28 por ciento de la facturación del sector agroalimentario de la región, así como los productos de alimentación animal y los productos lácteos.

Respecto a la demografía empresarial, a 1 de enero de 2022, existían 3.026 empresas de alimentación y bebidas en Castilla y León, lo que supone en torno al diez por ciento de las empresas del sector en España y alrededor del 32 por ciento del total de empresas manufactureras de la región. Por ramas, alrededor del 34 por ciento de las empresas agroalimentarias se dedican a la fabricación de productos de panadería y pastas alimenticias, seguida del procesado y conservación de carne (25,4 por ciento) y la fabricación de bebidas (22,4 por ciento). Destaca el peso de la región en las empresas dedicadas al procesado y la conservación de carne (22,1 por ciento del total nacional).

El valor de las exportaciones agroalimentarias en Castilla y León ascendió en 2022 a 2.885,5 millones de euros, el 19,5 por ciento del total de exportaciones en la región y el 4,5 por ciento del total nacional. Esta cuantía supone un incremento del 13,1 por ciento respecto a 2021 (12,8% en España). Por su parte, el superávit de la balanza comercial agroalimentaria en la región superó en 2022 los 1.300 millones de euros.