Claustro del Convento de Las Dueñas, en Salamanca.
Claustro del Convento de Las Dueñas, en Salamanca.

Tres de cada cuatro monasterios y conventos de Castilla y León se encuentran bien o muy bien conservados, mientras que el 25,4 por ciento restante tiene problemas de conservación (el 7,9 por ciento presenta deficiencias y el 17,5 por ciento está en ruinas o desaparecido). Así se desprende del estudio ‘Base de datos digital sobre caracterización de los monasterios y conventos en Castilla y León’, realizado por el arquitecto Isaac Mendoza por encargo de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte, para conocer la situación real de estos edificios históricos en la Comunidad. El vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, aseguró en la presentación del informe que “estamos a tiempo de recuperar esa cuarta parte de edificios que presentan problemas y darles una nueva vida”.

García-Gallardo explicó que el encargo de este estudio se realizó “recién comenzada la legislatura”, y aseguró que el resultado es “un magnifico trabajo” que ha visto la luz “en tiempo récord”. “La riqueza histórica y patrimonial de los conventos y monasterios de las nueve provincias es fundamental para toda la región, no solo desde el punto de vista artístico, cultural y patrimonial, sino también como generador de riqueza y posibilidades, para luchar contra la despoblación, fijar población en el medio rural y crear nuevos puestos de trabajo”, señaló afirmando que este análisis “debería haberse hecho antes, pero más vale tarde que nunca”.

“Tenemos la convicción de que la conservación del patrimonio será útil en el corto, medio y largo plazo para afianzar el crecimiento económico de Castilla y León, y su impulso económico y social”, explicó en declaraciones antes de asegurar que próximamente el departamento que coordina Gonzalo Santonja anunciará “distintas líneas de subvenciones para facilitar la conservación de todos estos elementos” y lograr así “una gestión mucho más eficiente” de ellos.