Las antiguas ferias de ganado en el parque de la Dehesa

Segovia tuvo una potente ganadería y una enorme dehesa. Y cuando la ganadería perdió importancia, de la dehesa salió el suelo que la ciudad fue necesitando para los nuevos ensanches, incluyendo el suficiente para dos parques.

EL PARQUE DE LA DEHESA

En un bloque de granito se ha grabado la inscripción que recuerda el hecho histórico del que arranca: El rey Enrique IV concedió a Segovia el derecho a celebrar dos ferias anuales que se organizaban por las laderas del río Clamores, en una dehesa de 50 obradas de superficie, también donación hecha a la ciudad por dicho monarca. Por lo que se ve en la fotografía que acompaña, la presencia de ganaderos y de ganados los días de feria era numerosa.

Con la desaparición de la ganadería, comenzó la urbanización de aquella gran dehesa aunque dejando dos espacios que en los últimos tiempos se han destinado a crear las zonas verdes denominadas Parque de la Dehesa y Parque del Alto Clamores.

El primero se trazó sobre un triángulo limitado por el cuartel de la Guardia Civil, la Pista y la Carretera de San Rafael. Durante mucho tiempo fue un espacio multiusos pues en él, además de la feria ganadera, se celebraron encuentros deportivos, sobre todo partidos de fútbol cuando ese deporte se introdujo en la ciudad, a principios del S. XX. 4 Dehesa (2)

Era un magnífico descampado que fue viéndose cercenado por parcelas sobre las que se levantaron diferentes construcciones: cuartel de la Guardia Civil, un grupo escolar que se llamó La Dehesa aunque luego pasó a llamarse San José, un Instituto de Enseñanza Media, un centro asistencial, algunas instalaciones fabriles…
Una pradera en una trama urbana es como un espacio abandonado y, para que no lo pareciera la que había quedado a levante de cuartel de la Guardia Civil, el Ayuntamiento acordó llevar árboles. Y así se hizo.

Las plantaciones comenzaron en 1993 y en poco tiempo, sobre un suelo abonado con estiércol animal durante centurias, los árboles crecieron con rapidez y el pastizal se vio rápidamente transformado en un espacio grato para el paseo y para el descanso a la sombra de aquellos, dotado de elementos que recuerdan lo que pudieron ser unos espacios pastoriles y bucólicos, propios de Segovia.

2 Dehesa copia

Comienzan estos en un gran pilón abrevadero y siguen con fuentes, charcas irregulares que recrean los labajos de las llanuras, un refugio de pastores trashumantes, el chozo del puerto del Buen Amor, en el puerto de Malangosto, 1830 metros… Hay pistas para juegos autóctonos, chito y bolos, y cómodos bancos en los que el paseante fatigado puede reposar.
Para el que guste de estudiar las especies arbóreas, o simplemente reconocerlas, en el parque encontrará, entre las coníferas: pinos piñonero, laricio y carrasco; cipreses piramidal, macrocarpa y arizónica; cedros deodara y atlántica; abeto, pinsapo, picea, chamaecyparis, enebro, jabino y tejo; entre los planifolios: chopo, pobo, sauce llorón, acacia, prunus, castaño de indias, negundo, plátano, encina, peral de bohemia, tilo, sofora, cerquis, carpe, rebollo, roble robur y quejigo; y en los setos se mezclan especies espontáneas de nuestros campos, rosa, madroño, madreselva, majuelo y retama, con otras ya bien asentadas desde hace tiempo en nuestros jardines: bupleuro o matabuey, viburno, hiedra, lágrimas de la Virgen, espino de fuego, berberis, celinda, spìrea. cotoneaster y pitosporum.

PARQUE DEL ALTO CLAMORES

Dando continuidad a la Dehesa había un pastizal de hierbas cortas pero muy hermoso, tanto cuando estaba verde, salpicado de chiribitas y otras flores silvestres, como cuando lucía su característico color pajizo tras haberse agostado. También era de uso para los ganaderos segovianos que por allí apacentaban sus ovejas y, en días de feria, tenían entretenido al ganado en tanto lo vendían, o mercaban, palabra propia del argot de los tratantes.
De la airosa estampa de aquellos ganaderos es buena muestra el tipo que vemos en esta fotografía, vestido con peales, zahones, cinturón y chaleco, calzado con abarcas, cubierto con sombrero calañés y apoyado en su vara tan airoso como pocos reyes lo estarían en su cetro.

Hoy, dado el crecimiento urbanístico de la ciudad, con el consiguiente aumento de viviendas y de vías de comunicación, resulta difícil situar el punto exacto desde el que se tomó la fotografía, aunque puede asegurarse que la parte de atrás la ocupan los árboles de la carreteras de San Ildefonso; la ladera media corresponde al espacio donde se han construido los chalets de Nueva Segovia y la del primer término, el que se ha venido a llamar Parque del Alto Clamores.

6 Dehesa alto Clamores ganaderos
6 Dehesa alto Clamores ganaderos

Arranca éste de la vía que une la Rotonda del Pastor con la carretera de San Rafael y ocupa las dos laderas del valle, en las que se trabajó con ingenio para lograr una estampa natural, rústica y pastoril a partir de lo artificioso.

Se han plantado pobos, una variedad de álamo blanco, y zarzamoras y majuelos. El primero, recordando que los álamos son los que en el paisaje agrario de Castilla dibujan el curso de ríos y arroyos; los segundos, por haber sido utilizados por labradores y pastores para armar defensas en setos y cercas.

8 Alto Clamores
Y si por la pradera se ven grandes bloque de piedra, gris o blanca, piense el paseante que es otra artificiosa creación de los diseñadores del parque, que los han colocado por allí para evocar la imagen que en su momento darían los rebaños de ovejas que por aquellas praderas pacieron.

10 DehesaSe han plantado robles, se ha preparado un área de estancia con fuente surtidor que brota de una roca, se ha visualizado un tramo de calzada romana, se ha construido un fortín medieval, se ha acondicionado un lago cercándolo para evitar que nadie pueda caer en él… No todo está logrado. En la calzada romana, abandonada, medran los cardos y el fortín medieval, demasiado grande, sólo se usa para que guarden sus herramientas los jardineros.
Un lugar que atrae a muchos paseantes es la boca por la que empieza el tramo cubierto del río Clamores, famosa desde el día 5 de abril de 1976, cuando por ella escaparon 29 presos de ETA que cumplían condena en la cárcel de Segovia, suceso tan sonado que hasta atrajo la atención de unos cineastas que lo llevaron al cine en la película “La fuga de Segovia”.

Entre el Parque de la Dehesa y el del Alto Clamores hay una rotonda en la que se ha colocado la efigie de un pastor con su perro y unas ovejas. Da sentido al tema de los parques. Pero yo miro al pastor, me fijo en su diminuta cabeza y en sus gruesas pantorrillas; luego comparo al pastor de la estatua con el de la fotografía de los pastores en día de feria y me preguntó sobre lo que el escultor quiso trasmitirnos con su obra.

Popular

Y ADEMÁS...
NOTICIAS

Los recursos mineros de Otero de Herreros atraen la atención de empresas punteras del sector

La venta de los derechos de explotación de una superficie de 500 hectáreas por parte de una sociedad pública a una multinacional, genera división de opiniones entre los vecinos

La región obtiene las notas más altas de España en el informe Pisa

La región obtiene las notas más altas de España en el informe Pisa

La DGT prevé 112.000 desplazamientos en la provincia durante el puente de la Constitución

La Dirección General de Tráfico puso en marcha este martes el dispositivo especial con motivo de las festividades de La Constitución y La Inmaculada, que prevé 862.000 desplazamientos en las carreteras de Castilla y León y 112.000 en las de la provincia de Segovia.

La Alhóndiga recupera el tradicional Belén

La ciudad recupera así, después de muchos años, este Belén tradicional, y lo hace en el año en el que se cumple el 800 aniversario de la instalación del primer belén en el mundo.