Del Bosque considera que el deporte “hace mejores chavales”

El seleccionador nacional confiesa que los sueños “son muy efímeros” y asegura que aún tiene proyectos que realizar profesional y personalmente, durante una visita al campus deportivo con su nombre en Salamanca, su ciudad natal. Acto seguido, Del Bosque recibió la distinción de Hijo Predilecto de la ciudad charra.

1

Miles de personas aclamaron hoy a Vicente del Bosque en su ciudad natal, Salamanca, durante el acto homenaje organizado por el Ayuntamiento, tras lograr la victoria en el Mundial de Sudáfrica, al grito de ‘Campeones’ y ‘Vicente, salmantino’.

Visiblemente emocionado, el entrenador se dirigió a sus paisanos para asegurarles que “tendrán un salmantino sin fronteras”, siempre a su lado, ya que confesó no olvidar sus inicios en la ciudad del Tormes y como pasaba por la Plaza Mayor que ahora le recibe, al menos cuatro veces al día durante su infancia y juventud.

Haciendo gala de la humildad que le caracteriza, Del Bosque se mostró “emocionado” por el apoyo de los salmantinos, aunque explicó que tan “solo han ganado un Mundial” y una vez que abandonó el balcón del Consistorio, confesó haber sentido “vergüenza”, por la impresión que causa el dirigirse a una plaza llena de gente.

Visita al campus deportivo. Por la mañana, el seleccionador nacional de fútbol visitó a los niños que forman parte del campus deportivo que lleva su nombre para mantener un encuentro tras ganar el Mundial de Fútbol de Sudáfrica y allí les animó a formarse en el ámbito deportivo, porque aseguró que el deporte “hace mejores chavales”, pero también en la escuela.

Del Bosque, que fue aclamado por cerca de 400 niños, les explicó que los jugadores de la selección española de fútbol y él como entrenador, tenían el “reto de ganar” y proclamarse campeones del mundo era “un sueño”. Sin embargo, confesó que los “sueños son muy efímeros” y aseguró que aún tiene proyectos que realizar, “tanto profesional como personalmente”. De ahí la importancia de que los niños y jóvenes se desarrollen de forma completa y “lo mejor posible”, añadió, para que después puedan conseguir “el sueño de ser una estrella del fútbol”.

El seleccionador les recordó que son “afortunados” por disponer de este tipo de campus para que puedan entrenar durante el verano, ya que señaló que en su infancia no tenían estas actividades. En su opinión, el jugador de fútbol “nace” y después se va formando, pero los niños que quieren ser futbolistas, quieren serlo “desde pequeños” y valoró que hay “una generación de chavales estupenda a la cabeza del deporte” que ha conseguido que “el fútbol sea el motor de todo el deporte en España”.

Por ese motivo, reiteró que la victoria en el mundial se “la han ganado” y ellos son “un ejemplo” para toda la cantera de este deporte.

Del Bosque aseguró sentirse “orgulloso” del seguimiento que los salmantinos realizaron del mundial, al tiempo que reconoció que aún no se había acostumbrado a los homenajes que se le han programado y que humildemente agradeció, como el que protagonizará hoy en Salamanca desde el balcón del Ayuntamiento. El Campus ‘Vicente del Bosque’ se inició hace ocho años con el objetivo de promocionar el deporte y la actividad física entre los niños de Salamanca.

En sus inicios, se ubicó en el mismo lugar en el que Vicente del Bosque comenzó a dar sus primeros toques de balón, aunque en la actualidad desarrollan sus actividades en el complejo deportivo Rosa Colorado.

Sus actividades se centran en el descubrimiento y disfrute del deporte como elemento de aprendizaje educativo y una característica que diferencia a este Campus deportivo, es la participación en el mismo de personas con discapacidad, gracias a la colaboración de la asociación AVIVA.