Proyectos de cooperación internacional subvencionados por la Junta de Castilla y León JCYL
Las subvenciones tienen como finalidad facilitar la participación y fomentar el valor de la solidaridad. / JCYL

La Consejería de la Presidencia convoca subvenciones para el programa de voluntariado en cooperación internacional para el desarrollo de la Administración General de la Comunidad de Castilla y León para el año 2024, con una partida de 73.100 euros, según el extracto del Boletín Oficial de Castilla y León.

De esta forma, la Junta recupera este tipo de programas con el fin de apoyar la importante labor de estos profesionales y de las organizaciones para las que trabajan. La convocatoria llega después de que estos programas tuvieran que ser paralizados a causa de la pandemia de COVID-19, y lo hace con nuevas modalidades de voluntariado para abrir la puerta a su implicación en más proyectos y a la participación de voluntarios con nuevos perfiles.

Los beneficiarios son las ONGD de Cooperación al Desarrollo y constituidas como agentes de cooperación al desarrollo, que figuren inscritas en el Registro y que cuenten con una antigüedad de al menos dos años de experiencia en este ámbito.

La finalidad de las subvenciones es facilitar la participación de castellanos y leoneses en acciones de cooperación para el desarrollo y fomentar entre ellos el valor de la solidaridad mediante su integración, en proyectos de desarrollo alineados con el IV Plan Director de Cooperación para el Desarrollo de Castilla y León, que las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo (ONGD), estén llevando a cabo en países empobrecidos. El plazo de presentación de solicitudes es de 20 días hábiles a contar desde hoy.

La financiación de las plazas se realizará con cargo a la aplicación presupuestaria, con un crédito asignado para el año 2024 de 73.100 euros. Así, el importe máximo de la subvención no podrá superar la siguiente cuantía en las siguientes modalidades.

 

Cuatro modalidades

En primer lugar, las acciones de sensibilización y formación sobre el terreno, estarán subvencionadas con hasta 3.350 euros por plaza, con una máxima cantidad destinada a esta modalidad de 26.800 euros. Está dirigida a personas mayores de 23 años y tendrá una duración de entre tres y cuatro semanas en el país de destino, con un alto contenido de formación en cooperación al desarrollo durante este periodo. Está pensada para personas que no tengan necesariamente experiencia sobre el terreno, y que quieran acceder a un programa grupal de preparación y colaboración en un entorno real de trabajo.

La segunda modalidad, que ya existía antes de la paralización del programa a causa de la pandemia, está dirigida a empleados públicos de la Administración de Castilla y León o de las entidades locales de la Comunidad (ayuntamientos o diputaciones provinciales). La Junta implica, de esta manera, a sus empleados públicos o a los de otras administraciones dentro de la Comunidad en la participación en estos proyectos solidarios. González Gago resaltó que “los valores que pedimos y que demuestran tener los servidores públicos durante su trabajo diario resultarán, sin duda, de utilidad durante su periodo de voluntariado: capacidad de trabajo en equipo, vocación de resultar útiles para resolver problemas, y disciplina para trabajar de forma continuada por objetivos ambiciosos”. Las plazas convocadas serán subvencionadas, como en la modalidad anterior, con un máximo de 3.350 euros, con un máximo de 16.200 euros.

La tercera modalidad está destinada a personas con inquietud en el ámbito de la cooperación internacional y que tengan el objetivo de integrarse en proyectos de desarrollo. Los candidatos seleccionados deberán acreditar haber pertenecido o colaborado con ONGDs o con asociaciones de voluntariado en los últimos 6 años, y no haber participado en programas similares en países en desarrollo por un tiempo superior a 45 días durante dichos años. La duración del voluntariado será de dos a tres meses y cada plaza será financiada con hasta 4.700 euros, con un máximo para esta línea de 14.100 euros.

La cuarta y última modalidad, que se estrena este 2024, corresponde al programa de voluntariado de larga estancia, dirigido a personas con formación y experiencia en cooperación que quieran mantener su compromiso en proyectos de lucha contra la pobreza en países en desarrollo. Los candidatos deberán acreditar la posesión de formación específica en materia de cooperación internacional.