Pleno de las Cortes de Castilla y León, celebrado ayer. / EFE
Publicidad
EFE / VALLADOLID

Un posible caso Covid-19 entre uno de los trabajadores de la cafetería de las Cortes de Castilla y León ha obligado al Parlamento autonómico a cerrar esta instalación de manera preventiva a la espera de conocer el resultado de la prueba PCR practicada al afectado este miércoles. Según han explicado a Efe fuentes de la institución parlamentaria, en la mañana del martes uno de los trabajadores del servicio de cafetería de las Cortes -externalizado- comunicó a la empresa que se encontraba mal y con síntomas compatibles con la Covid-19, por lo que la empresa le instó a no acudir a su lugar de trabajo.

Asimismo, en la tarde de ayer, la mutua de las Cortes realizó test rápidos al resto de los trabajadores del servicio de cafetería, que habían coincidido días atrás con el trabajador con síntomas, que arrojaron resultados negativos a excepción de uno -asintomático-, al que este miércoles se ha sometido a una prueba PCR del que se conocerá el resultado mañana.

Las pruebas rápidas se efectuaron a estos trabajadores ya que, aunque el servicio de cafetería no se reanudó hasta ayer, después del periodo estival, los empleados sí habían acudido a realizar varias labores de preparación del establecimiento, momento en el que coincidieron con el trabajador que ayer manifestó tener síntomas de la Covid-19.

Si se llegara a confirmar este positivo mediante prueba nuclear, las Cortes de Castilla y León activarían su protocolo para rastrear a todas las personas que ayer estuvieron en la cafetería del Parlamento, ya que esta permaneció abierta hasta después del servicio de comidas, que acogió a muchos de los procuradores autonómicos, pues ayer se celebraba el primer pleno del nuevo curso parlamentario.

PRUEBAS SEROLÓGICAS PARA EL PERSONAL

Por otro lado, las Cortes de Castilla y León han informado este miércoles de que ofrecerán a partir de mañana al personal que forma parte del Parlamento autonómico la posibilidad de que se realicen pruebas serológicas de detección rápida de la Covid-19.

Según han informado en una nota de prensa, esta medida responde al inicio del nuevo curso político tras el periodo vacacional además de a “la evolución que está experimentando la pandemia en las últimas semanas”. Estos test rápidos los efectuará una empresa de prevención de riesgos laborales que se desplazará hasta la sede parlamentaria con objetivo de detectar posibles positivos y proceder a los protocolos de aislamiento tal y como establecen las autoridades sanitarias.

Se trata de una propuesta, aprobada por la Mesa de las Cortes el pasado 28 de agosto, que forma parte del protocolo establecido por el Parlamento de Castilla y León ante la incidencia de la pandemia de la Covid-19 y desde el Parlamento autonómico han subrayado de que se trata de una “medida previa” a la aparición ayer de un posible caso positivo entre el personal de la cafetería.