Cecale reclama un esfuerzo para triplicar en 2015 las pymes que trabajan en proyectos de innovación

La patronal castellana y leonesa pide a los partidos políticos que potencien un instrumento de inversión gestionado por entidades financieras en los sectores económicos estratégicos

0

La Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale) reclamó ayer a los partidos políticos que concurren a las elecciones autonómicas y municipales que se marquen como objetivo de legislatura elevar del 25 por ciento actual al 75 por ciento en 2015, el porcentaje de pymes de la Comunidad que trabajen en algún proyecto innovador vinculado a sus productos o servicios. Asimismo, la patronal apuesta por aumentar del 22 al 55 por ciento el número de pymes involucradas en algún proyecto de tecnología aplicada a su producción. Junto a esto, apuestan por subir del 13 al 30 por ciento el número de pymes que trabajen en proyectos innovadores en sus áreas de sistemas y organización.

Una encuesta de la patronal sobre 5.604 empresas pone de manifiesto, en este sentido, que frente a esos porcentajes de innovación de las pymes, más del 40 por ciento de las grandes empresas trabajan en algún proyecto de tecnología aplicada a su producción, el 32 por ciento sobre productos o servicios y el 24 por ciento sobre sistemas y organización. El informe asegura que el 54 por ciento de los pequeños empresarios no puede avanzar en innovación porque «no tiene tiempo» y el 33 por ciento asegura que tiene dificultades económicas.

El presidente de Cecale, Jesús Terciado, y el presidente de Feacyl, Javier Cepedano, presentaron los documentos que ambas organizaciones han elaborado con el fin de entregarlos a los principales partidos políticos que concurrirán a las elecciones regionales. El reto es que el estamento político de la Comunidad tenga conocimiento de las necesidades y pretensiones del tejido productivo castellano y leonés a través de las organizaciones de pequeñas y medianas empresas y de los empresarios autónomos.

Cecale advierte de que el sector financiero de la Comunidad «corre el peligro de desaparecer o por lo menos de dejar de tener una influencia importante para dar cobertura a las necesidades de la economía regional» ante la bancarización impulsada por el Gobierno. En este sentido, reclamó a los partidos políticos su compromiso para la potenciación de algún instrumento de inversión gestionado por entidades financieras en los sectores estratégicos para el desarrollo económico de Castilla y León.

La patronal castellano y leonesa reclama a las formaciones políticas que la próxima legislatura sea la de las pymes, mediante una estrategia sustentada en la rebaja fiscal, la minoración de los costes empresariales y una mayor flexibilidad laboral. Por último, exige una Administración eficiente y demanda que se equilibren los grandes capítulos de gasto corriente e inversión.