Calle Mascarillas Coronavirus
Gente paseando por la calle Juan Bravo de Segovia. / KAMARERO

Castilla y León sigue perdiendo año tras año habitantes y así a fecha de 1 de enero de 2022 los residentes en la Comunidad se situaron en 2.376.739 personas, 9.910 menos que un año antes, lo que supone una caída del 0,42 %.

Este es el sexto mayor descenso a nivel nacional, que encabeza Aragón (–1,24 %), mientras que en el lado opuesto, en el del crecimiento poblacional se sitúa a la cabeza Murcia, con un aumento del 0,63% cuando la media del país creció el 0,07, según los datos que ha publicado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Castilla y León registró en 2021 un saldo vegetativo -la diferencia entre nacimientos y defunciones- negativo (-16.211 personas). El saldo migratorio con el extranjero fue positivo (4.626), al igual que con el resto de comunidades autónomas (-1.795).

La población de España aumentó en 34.110 personas en 2021 y se situó en 47.432.805 habitantes a 1 de enero de 2022. El saldo migratorio positivo de 148.677 personas compensó el saldo vegetativo negativo de 113.023 personas.

Tanto los datos de cifras de población a 1 de enero de 2022 como los de la Estadística de Migraciones del año 2021 son provisionales. En noviembre de 2022 se actualizarán y pasarán a ser definitivos.