Castilla y León recurre a la sanidad privada ante el aumento de presión

"Se tirará de la sanidad privada, como ocurrió en la primera ola, cuando sea necesario", sostiene la consejera de Sanidad, Verónica Casado

El aumento de la presión hospitalaria se nota ya en Castilla y León que recurrirá a la sanidad privada para poder seguir con la actividad programada en el caso de los dos grandes hospitales de Valladolid, con la apertura de una segunda zona del hospital covid-Rondilla, e incluso de espacios intrahospitarios como gimnasios o salones de actos.

Así lo ha detallado este lunes en rueda de prensa para analizar la evolución de la pandemia la consejera de Sanidad, Verónica Casado, quien ha insistido en que la covid “no respeta barrios, no respeta provincias, ni fronteras ni edades. No respeta absolutamente nada y está bajando la media de edad en las unidades de críticos -está en 63 años- y se continúa reorganizando la actividad de los quirófanos para tener espacios suficientes” para esos casos más graves.

“Se tirará de la sanidad privada, como ocurrió en la primera ola, cuando sea necesario”, ha sostenido Casado, quien ha detallado cómo se encuentran en estos momentos los centros hospitalarios de la Comunidad, con una merma, en mayor o menor medida, de la actividad quirúrgica programada.

Por provincias

La situación en Segovia es crítica, al 73% de ocupación, con 17 pacientes críticos, 14 covid, y solo funcionan tres de los 18 quirófanos para cirugía programada, por lo que han tenido que hacer traslados a otros hospitales.

El hospital de Ávila está al 70,49% de ocupación, los críticos ocupan 14 camas, siete por covid, que podrían extenderse hasta 22, con cinco de los ocho quirófanos funcionando; en Burgos la ocupación es del 66 %, con 46 pacientes en uci, 29 con covid, con posibilidad de llegar a las 69 camas, y 14 de los 18 quirófanos funcionando; en Miranda de Ebro, al 69 por ciento, hay dos quirófanos funcionado y otro para urgencia, y en Aranda, al 53 por ciento, con sus tres quirófanos funcionado.

En León, el hospital tiene una ocupación alta, del 68 por ciento, sin que por el momento precise traslados, con 39 pacientes críticos, 27 covid y 21 de los 24 quirófanos funcionando. En el Bierzo hay una ocupación del 66 por ciento, con 275 pacientes, con 17 críticos, 14 por covid, y sólo tres de sus ocho quirófanos funcionando, por lo que la situación es “crítica”, ha explicado Casado.

En Palencia hay 331 pacientes ingresados, y se han tenido que trasladar pacientes al hospital del edificio Rondilla, en Valladolid, con además 30 pacientes, 20 por covid, con hasta 45 camas posibles; y también en situación crítica, ya que sólo operan cuatro de los doce quirófanos, al estar el resto dedicados a espacios covid.

La ocupación del hospital de Salamanca es hoy es del 85%, con 52 pacientes críticos, 38 con covid, con 39 camas uci ampliables a 64, y sólo seis de los 25 quirófanos operativos.

En Soria, la ocupación hospitalaria es del 63%, con 16 pacientes en la uci, 12 con covid, con posibilidad de llegar a las 28 camas de críticos.

En situación especialmente crítica están los dos grandes hospitales de la capital vallisoletana, con el Clínico al 85 por ciento, y 71 pacientes en la uci, 43 por covid, con posibilidad de crecer hasta los 80 ú 85 puestos, y sólo 2 de los 21 quirófanos operativos, por lo que se derivará actividad programa a la sanidad privada.

Lo mismo que en el Río Hortega, al 88 por ciento, con 56 camas de críticos ocupadas, 44 por covid, y sólo uno de los 18 quirófanos abiertos, por lo que se usarán hospitales privados como el Felipe II, el Campo Grande o el Sagrado Corazón, ha detallado la consejera.

Casado ha insistido en que se está trabajando en red con todos los hospitales, y ha explicado que el de Medina del Campo, en Valladolid, está al 50 por ciento, con dos de los cuatro quirófanos operativos; y el de edificio covid Rondilla, en la capital vallisoletana, tiene 70 camas, con 57 ocupadas, tras abrir una segunda zona, ampliable.

El hospital de Zamora está este lunes al 77 por ciento, con además doce camas de críticos ocupadas, diez por covid, con posibilidad de llegar a 19 camas, y ocho de los nueve quirófanos operativos.

La consejera ha explicado que desde los hospitales les han trasladado que es más operativo usar espacios internos de los hospitales para ampliar las camas, como gimnasios o salones de actos, que requieren una reordenación de los recursos, que abrir nuevos espacios fuera, como pueden ser los hospitales de campaña.

La tercera ola, que está siendo la peor, “se está trasladando de forma agresiva e intensa a los centros sanitarios”, ha advertido Casado, quien ha insistido en autoconfinarse para evitar los contagios, más elevados con la cepa británica que ya circula por la Comunidad, y que tiene una mayor letalidad en cuanto que infecta a más gente, aunque no una mayor mortalidad.