Una patera con varios migrantes llega al muelle de Caleta de Fuste, en el municipio de Antigua (Fuerteventura), el pasado sábado. EFE/Carlos De Saá

Castilla y León será la primera autonomía en acoger a menores extranjeros no acompañados procedentes de Canarias. El Gobierno autonómico ya se había mostrado dispuesto a finales del pasado año a “contribuir a la solidaridad que necesita Canarias“, ofreciéndose a albergar en el territorio autonómico a 25 adolescentes. Así, el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha elegido esta Comunidad para pilotar los primeros traslados de estos jóvenes desde las islas hasta la Península y “aliviar así la saturación que sufren los centros de inmigrantes del archipiélago“, según ha informado este miércoles la Junta de Castilla y León en un comunicado.

La ayuda se ha concretado esta semana en un encuentro telemático entre representantes de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León, de la Consejería de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud de Canarias y del Ministerio, en la que se han sentado unas bases preliminares sobre el procedimiento que debe seguirse para garantizar el desplazamiento de los menores “en las mejores condiciones”, reza la nota.

En la citada reunión, se han tratado también aspectos relativos al transporte de los menores desde la isla, el trámite de entrega a la Junta de Castilla y León para su tutela y la documentación pertinente que debe acompañar a cada uno de ellos en su llegada a la Comunidad. Del mismo modo, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha considerado como demanda “imprescindible” que los menores lleguen a Castilla y León con una PCR y con informes de edad, de valoración y de las intervenciones sociales realizadas con ellos.

Este protocolo de organización de traslados está aún por concretar, según ha asegurado la Junta de Castilla y León, y que será a lo largo de este mes cuando se firmarán los criterios y requisitos definitivos de actuación entre los gobiernos de Castilla y León y Canarias. Entretanto, el departamento que dirige Isabel Blanco, en colaboración con otras entidades, está identificando los inmuebles que podrían acoger a estos menores. También ha reservado ya presupuesto para afrontar los gastos derivados de su atención, a la espera de que el Ministerio cuantifique la financiación que va a aportar a la Comunidad y determine cuándo hará efectivo el traspaso de estos fondos.