El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, la consejera de Familia Isabel Blanco y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, comparecen en rueda de prensa telemática posterior al Consejo de Gobierno. EFE/R. García

Castilla y León, entre otras comunidades, como Valencia, han pedido al Gobierno una estrategia con recomendaciones comunes para las salidas de los residentes en centros de mayores y dependientes en Navidad en todas las Comunidades, que articulen cómo deben ser o si deben hacerse test a la vuelta. Así lo trasladó ayer la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, en el Consejo Interterritorial de Asuntos Sociales.

Blanco ha explicado este jueves en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que se pide un planteamiento común para decidir si las salidas de los residentes deben tener un mínimo de días, y si a la vuelta deben hacerse un test, deben dar negativo y tienen que estar aislados. Se trata de que haya “un marco común para todas las autonomías”, ha defendido la consejera de Familia.

La consejera ha explicado que se están actualizando las guías de actuaciones en las residencias de la Comunidad, que aconsejan el uso de mascarilla FPP2, y ha incidido en el aumento de los test a los profesionales de esos centros, que son entre uno y dos a la semana, dependiendo de las condiciones de los centros y dónde estén. También se ha referido al informe sobre las residencias durante la pandemia que ha hecho el INMSERSO, y que Castilla y León votó en contra “porque faltaban muchos aspectos”.