Fachada del Ayuntamiento de Segovia en el Día Internacional contra la Violencia de Género. / KAMARERO

Castilla y León se mantiene en el primer trimestre de 2021 como la autonomía con la menor tasa de mujeres víctimas de violencia machista, con 9,6 por cada 10.000 mujeres, por debajo del registro medio a nivel nacional (14,2) y en la mitad del detectado en la autonomía con un peor dato, Murcia, que presenta una tasa de 19,7, aunque el número de denunciantes en este periodo fue de 1.164.

Según los datos aportados por el Observatorio Contra la Violencia Doméstica y de Género, en este periodo las denuncias por casos de maltrato a mujeres disminuyeron el 3,6 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, con 1.164 frente a las 1.207 registradas entonces, y también se redujeron el número de órdenes de protección incoadas al pasar de 359 a las 356 de ahora (-0,8%), mientras que las órdenes de protección denegadas aumentaron significativamente un el 31,6 por ciento al pasar de las 76 a las 100 de ahora y fueron adoptadas 256 (-9,5%).

De entre las denuncias presentadas en el primer trimestre, la mayoría tuvieron a mujeres españolas como víctimas (881), el 2,4 por ciento menos que hace un año, mientras que 283 fueron extranjeras, el 6,9% menos y las menores de edad que se vieron en esta situación pasaron de las tres del primer trimestre de 2020 a una ahora.

Estos procedimientos judiciales tramitados en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer terminaron con sentencias condenatorias en el 86,5 por ciento de los casos, un dato ligeramente inferior al anterior en este mismo periodo (88,1%), con 133 hombres enjuiciados, de los que 91 eran españoles y 24 extranjeros.

A nivel nacional, el Observatorio ha indicado que el número de víctimas y denuncias de violencia machista mantiene en el primer trimestre de 2021 la tendencia a la baja observada durante el estado de alarma por la covid-19, aunque ha destacado que un menor número de las mismas no equivale a una disminución de este tipo de violencia.

Según los datos, en España las denuncias (35.001) bajaron el 3,21 por ciento respecto al mismo periodo de 2020 y el número de víctimas el 1,38%, hasta las 34.350.

Los órganos judiciales dictaron 13.049 sentencias en España, de las que el 73,11 por ciento fueron condenatorias.