La enfermedad de la ‘lengua azul’ afecta a rumiantes. / Europa Press
Publicidad

Después de más de diez años, todo el territorio de Castilla y León ha sido considerado libre de ‘lengua azul’ tras la modificación de una Orden Ministerial que se ha producido por la evolución epidemiológica de la enfermedad vírica y el trabajo técnico de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, a través de la vigilancia mediante la red de explotaciones centinela.

Este es un paso “fundamental” para los ganaderos de las comarcas del sur de Ávila que continuaban con un programa de vacunación obligatoria y restricciones al movimiento en el periodo de actividad del vector transmisor de la enfermedad, según ha informado la Junta de Castilla y León en un comunicado remitido a Europa Press.

En la zona de restricción de la provincia de Ávila, durante el pasado año 2019, era necesaria la vacunación obligatoria frente al serotipo 4 de lengua azul para poder tener libertad de movimientos, incluso era obligatoria la vacunación de los terneros para poder ser trasladados a cebaderos del resto del territorio autonómico y nacional declarado libre de la enfermedad.

Con la nueva modificación de zonas restringidas se elimina la vacunación obligatoria y, por primera vez en más de diez años, se ha conseguido que ningún ganadero de la Comunidad tenga restricciones por esta enfermedad.

Para el año 2020, tendrán la consideración de zona restringida diferentes comarcas de las comunidades autónomas de Andalucía y Extremadura para el serotipo 4 del virus y de Andalucía y Castilla La Mancha en lo que se refiere al serotipo 1.

‘Lengua azul’

La lengua azul o fiebre catarral ovina es una enfermedad incluida en el Código Sanitario para los animales terrestres de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y en la lista de enfermedades de declaración obligatoria de la Unión Europea.

Es una enfermedad vírica transmitida por mosquitos que afecta a rumiantes y, especialmente, en ganado ovino produce grave sintomatología clínica.

No existen riesgos para la salud pública asociados a la lengua azul, aunque sí graves restricciones comerciales para los animales y productos de origen animal de las zonas afectadas por la enfermedad.