08MAX202111539579
El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea. / ICAL

La Junta de Castilla y León aprobó hoy en la reunión del Consejo de Gobierno un acuerdo por el que se traspone nuevamente y por otro mes de vigencia el régimen preventivo sobre el COVID-19 en eventos deportivos multitudinarios. De esta forma, las limitaciones continuarán durante el mes de diciembre, con un aforo máximo del 80 por ciento en espacios cerrados y del 100 por 100 al aire libre.

Así lo comunicó el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, en su comparecencia posterior a la reunión del Gobierno autonómico. De esta forma, acuerda la continuidad de las medidas previstas, también en los de la Liga Profesional de Fútbol y la Liga ACB de Baloncesto, como se ha decidido para todo el territorio nacional en la última reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. El objetivo es reducir el riesgo de contagios y la propagación pandémica en ese tipo de actividades, caracterizadas por un importante número de asistentes procedentes, incluso, distintos territorios que pudieran presentar situaciones epidemiológicas diferentes.

Con este Acuerdo, y ante el decaimiento fijado para el 30 de noviembre próximo en la anterior norma, la asistencia en recintos abiertos queda en el 100 por ciento de su capacidad, mientras que para instalaciones cerradas este porcentaje se limita al 80 por ciento, condiciones que regirán en las ligas nacionales profesionales de fútbol y baloncesto, así como en otras competiciones y eventos deportivos multitudinarios.

La nueva vigencia se establece entre el 1 y el 31 de diciembre, ambos inclusive, tras su oportuna publicación en el Bocyl, manteniéndose el régimen de seguimiento y evaluación continua por parte de la Autoridad sanitaria, con el fin de garantizar su adecuación a la situación epidemiológica y asistencial, pudiendo por tanto ser mantenidas, modificadas o levantadas.

La Comunidad también continúa con la organización ya indicada en lo referido a accesos, sectorización y movimiento de asistentes; al uso obligatorio de la mascarilla; al consumo de comida y bebida; de tabaco y productos relacionados; a la ventilación de espacios interiores; indicaciones sanitarias; sobre la información y señalización, limpieza, higiene y desinfección; y respecto a la salud de los trabajadores.

La normativa indica que es preciso garantizar una distancia interpersonal de 1,5 metros; y en el caso de no ser posible el mantenimiento de dicha distancia, se reforzarán las medidas de higiene adecuadas para prevenir los riesgos de contagio. Los asistentes han de ser, preferentemente, abonados y público local. Los entrenamientos serán preferentemente sin público y, en todo caso, con los límites de aforo máximo establecidos anteriormente.

El uso controlado de los espacios comunes por parte de los usuarios está sujeto a un estricto control por parte del personal del evento. Los organizadores del evento deben garantizar el personal suficiente de seguridad dentro y fuera del lugar donde se desarrolle el evento para evitar aglomeraciones.

Asimismo, se han de fijar franjas horarias para el acceso escalonado del público por zonas y sectores, comenzando por aquellos más alejados de la salida; el procedimiento será inverso para la salida. Además, se establece el uso controlado de los espacios comunes por parte de los asistentes está sujeto al estricto control del personal del evento.

Las medidas para la organización de eventos, indican que se deben establecer sectores independientes, respetando en todo momento las normas de seguridad y evacuación, con un punto de acceso por cada sector y las zonas de paso y separación entre los sectores han de disponer de, al menos, dos metros de ancho. En este sentido, cada sector debe tener una zona de aseos independiente y delimitada, donde, igualmente, se garantice la distancia interpersonal (tanto en el acceso como en los aseos propiamente dichos). Las localidades se pre asignarán con anterioridad a la celebración del evento, aunque dicho evento sea de acceso gratuito.

En cuanto al movimiento de asistentes, han de adoptarse las medidas que sean necesarias para evitar posibles aglomeraciones; y los accesos a zonas de aseos deben estar perfectamente señalizadas, garantizándose que se cumplen en ellos las medidas de distanciamiento, higiene y prevención y el uso adecuado de la mascarilla.

Mascarilla, alimentos y bebidas

Se reforzará la vigilancia del cumplimiento de la obligatoriedad del uso de mascarilla durante la permanencia en el evento en todas las áreas de las instalaciones deportivas, así como en los momentos de entrada y salida; también se insistirá en la transmisión del mensaje referido al cumplimiento de esta circunstancia a los potenciales asistentes.

Con carácter general no se permite la venta ni el consumo de alimentos y bebidas durante el evento deportivo; excepcionalmente está permitido el consumo de agua, a través de un sistema itinerante para los asistentes o portada por ellos mismos. No se permite el consumo de tabaco y de productos relacionados (DSLN o cigarrillos electrónicos y de productos a base de hierbas para fumar) durante el evento deportivo, tanto en espacios interiores como exteriores.

Además, se recomienda la ventilación natural de forma permanente, para favorecer la circulación de aire y garantizar un barrido eficaz de por todo el recinto; si esto no es posible, ha de acudirse a ventilación forzada (mecánica) debiendo aumentarse el suministro de aire exterior y disminuyendo al máximo el aire recirculado.
Además, se recordará la obligación de respetar las indicaciones sanitarias en todo momento, reforzándose de forma continua la transmisión de este mensaje a los potenciales asistentes.

No podrá acudir al evento deportivo las personas que presenten sintomatología compatible con la COVID-19, ni aquellas otras que se encuentren en situación de aislamiento por diagnóstico de esta enfermedad o en período de cuarentena por contacto estrecho con un caso confirmado de infección por SARS-CoV-2.

Antes de la celebración del evento deportivo se comunicarán los detalles de acceso, franjas horarias, medidas de seguridad sanitaria y condiciones de admisión. Se dispondrá de carteles u otros medios informativos en los accesos principales y demás dependencias sobre las medidas preventivas y de seguridad sanitarias. Además, se señalizarán las rutas para mantener el distanciamiento y evitar aglomeraciones, se expondrá el aforo máximo y se establecerán sistemas de control del mismo.

Junto a esto, se realizarán, mediante megafonía y/o pantallas, los avisos que sean oportunos, en especial se harán recordatorios de la obligatoriedad del uso de mascarilla durante la permanencia en el evento (incluida el área de aseos), así como en los momentos de entrada y salida del mismo.

Las entidades responsables de la organización y celebración de eventos deben disponer de un protocolo de limpieza y desinfección específico para los mismos. Asimismo, deberán poner en marcha los mecanismos necesarios para la protección de los trabajadores y asegurarse de que todo el personal trabajador y todas las personas que ingresen en el recinto sean conocedoras de las normas de prevención.