Monedas y billetes de euro de distinto valor de uso legal en España./ E.P.
Publicidad

Castilla y León fue la comunidad autónoma que menos creció en 2019, con un avance de su Producto Interior Bruto (PIB) del 1,1 por ciento, por debajo de la media nacional, que creció un 2 por ciento, según la Contabilidad Regional de España publicada este lunes por el Instituto Nacional de Estadística.
Por el contrario, Navarra fue la comunidad que más creció en 2019, con un avance del 2,8 por ciento, seguida de Madrid (2,5 por ciento) y Comunidad Valenciana y Murcia (ambas con un 2,3 por ciento).

Estas cuatro comunidades, junto con Andalucía, cuyo PIB avanzó un 2,1 por ciento el año pasado, crecieron por encima de la media nacional, de acuerdo con la estadística oficial.

Por el contrario, el menor crecimiento del PIB en 2019 correspondió a Castilla y León, con un incremento del 1,1 por ciento, y a las ciudades de Ceuta (+1 por ciento) y Melilla (+1,2 por ciento).

De los 19 territorios regionales de España, 12 registraron el pasado año crecimientos del PIB superiores a la media de la UE-28, que fue del 1,5 por ciento.

El PIB nominal por habitante fue de 24.718 euros en Castilla y León, el octavo mayor registro, siendo el 3 por ciento más que en 2018, pero por debajo de la media nacional

El INE explica que el mayor crecimiento del PIB registrado en Navarra se debió a una evolución de la industria “significativamente más favorable” que en el resto de España, mientras que, por el contrario, el menor crecimiento de Ceuta estuvo afectado, fundamentalmente, por una evolución menos favorable del sector primario y de la construcción y los servicios respecto a la media nacional.

En cuanto al resto de comunidades, por debajo del crecimiento del 2 por ciento para el conjunto de España se situaron Galicia y País Vasco (+1,9 por ciento en ambos casos); Canarias y Cataluña (+1,8 por ciento); Baleares y Aragón (+1,7 por ciento) y Cantabria y La Rioja (+1,5 por ciento), que igualaron el crecimiento medio de la UE.

En cambio, las regiones de Extremadura (+1,4 por ciento); Castilla-La Mancha y Asturias (+1,3 por ciento en ambos casos); Melilla (+1,2 por ciento); Castilla y León (+1,1 por ciento) y Ceuta (+1 por ciento) no sólo crecieron por debajo de la media nacional (+2 por ciento), sino que también se quedaron por detrás del promedio del conjunto de regiones de la UE (+1,5 por ciento).

MADRID, POR DELANTE

De acuerdo con los datos del INE, Madrid consolidó su liderazgo económico sobre Cataluña en 2019, aunque la distancia entre ambas se vio ligeramente recortada.

Así, el PIB madrileño sumó 239.878 millones de euros el año pasado, el 19,3 por ciento del total de España, frente a los 236.739 millones de Cataluña, el 19,2 por ciento.

En 2018, el PIB de la Comunidad de Madrid supuso el 19,2 por ciento del PIB nacional, frente al 19 por ciento de Cataluña.

EL PIB PER CÁPITA SUBE

En cuanto al PIB per cápita, España mejoró esta cifra un 2,8 por ciento el pasado año, hasta los 26.438 euros, por encima de los 25.727 euros de 2018. Es el sexto año consecutivo en el que aumenta el PIB por habitante, aunque el de 2019 fue el crecimiento más moderado desde el ejercicio 2014, cuando avanzó un 1,5 por ciento.

La Comunidad de Madrid registró el mayor PIB nominal por habitante en 2019, con 35.876 euros, seguida por País Vasco (34.273 euros), Navarra (32.692 euros) y Cataluña (31.110 euros), todas ellas por encima de la media nacional.

Por debajo de la media, figuran Castilla y León (24.758 euros), Cantabria (24.556 euros), Galicia (24.034 euros), Asturias (23.455 euros), Comunidad Valenciana (23.094 euros), Murcia (21.853 euros), Canarias (21.265 euros), Castilla-La Mancha (20.876 euros) y Ceuta (20.781 euros).