veronica casado consejera de sanidad
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, en rueda de prensa. / JCYL

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, lamentó tenerse que “enterar por la prensa” del decaimiento de la obligatoriedad de usar la mascarilla al aire libre a partir del sábado 26 de junio.

Casado mostró sus dudas sobre la decisión, ya que no se está “todavía en una situación de nueva normalidad” y la “situación es distinta dependiendo de las comunidades”.

“Creo que esto tenía que haber sido primero consensuado en el Consejo Interterritorial para que lo supiéramos los consejeros”, consideró, mientras daba muestras evidentes de no estar de acuerdo con cómo se ha realizado el anuncio a espaldas de las comunidades. “Me hubiera encantado enterarme antes”, recalcó.

La consejera pidió a la población prudencia y seguir usando la mascarilla cuando “haya aglomeraciones”, ya que el coronavirus sigue presente.

Por su parte, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, aseguró que es una “buena noticia” el fin de la obligación de utilizar las mascarillas en exteriores, pero acusó al Gobierno de reservarse los aspectos positivos de la crisis sanitaria.

“No hay mascarilla que pueda tapar el sonrojo que produce ver la utilización de la pandemia”, comentó. En un vídeo publicado en su perfil de Twitter, Francisco Igea censuró que Sánchez avanzar los cambios en el uso de la mascarilla para hacer “propias” estas cuestiones, en lugar de utilizar criterios que den “a la gente” seguridad y certidumbre.r”, ha concluido.