Casado llora la muerte de sanitarios

675
Casado llora a compañeros. EFE.
Publicidad

Las lágrimas de la consejera de Sanidad de Castilla y León, la doctora Verónica Casado, al recordar a sus compañeros sanitarios que han muerto en las últimas semanas tras contagiarse del coronavirus, marcaron su comparecencia ante las Cortes, donde afirmó que el modelo de asistencia sanitaria en las residencias de ancianos “ha hecho aguas” y lo ocurrido “no puede volver a suceder”; por lo que llamó a “replantear muy seriamente” el modelo sociosanitario.

Fue ayer al final de su primera intervención ante la Comisión de Sanidad, para analizar la evolución de la pandemia, cuando Casado se emocionó al nombrar a cinco compañeros: la doctora Isabel Muñoz (Salamanca), el coordinador de centro de salud Antonio Gutiérrez (Valladolid), el médico Luis Fernando Mateos (Salamanca), la celadora Marisol Sacristán (Segovia) y la auxiliar Yolanda Hernando (Burgos).

También de cara al futuro, la consejera asumió que, cuando la atención sanitaria se normalice tras el coronavirus, “las listas de espera serán absolutamente terroríficas”, tras interrumpirse muchas de las citas previstas y acumularse ante esta situación.