francisco igea veronica casado
La Agencia EFE reúne en una entrevista al exvicepresidente de Castilla y León Francisco Igea (i) y candidato de Cs a las próximas elecciones y a la exconsejera de Sanidad Verónica Casado (d), una semana después de que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, les destituyera junto al resto de consejeros nombrados por Ciudadanos y anunciara elecciones anticipadas para el próximo 13 de febrero. EFE/Nacho Gallego

La exconsejera de Sanidad Verónica Casado, independiente por Cs, está “segura” de que esa Consejería de la Junta de Castilla y León “se va a dedicar fundamentalmente a las elecciones” autonómicas del 13 de febrero, “y a que gane un partido político”, lo que a ella le parece que “no es ni ético ni estético”.

En una entrevista con la Agencia Efe, una semana después de ser cesada por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, junto a los otros tres consejeros de Cs en el gobierno de coalición con el PP tras convocar elecciones anticipadas para el 13 de febrero, Casado se muestra serena aunque con una mezcla de sentimientos.

Por un lado el “alivio”, tras dos años y medio de extrema dureza, en los que no ha tenido “ni un día bueno”, y por otro de “tristeza” por la forma en la que se precipitó la salida del Gobierno de los miembros de Cs, si “mirarles a los ojos”, con un correo o una escueta llamada, sin una sola palabra de reconocimiento.

“La historia nos pondrá a todos en nuestro sitio”, fue lo que Casado le espetó a Mañueco hace una semana cuando la llamó por teléfono, tras recibir el cese por correo, y le dijo que lo hacía para dar estabilidad al Gobierno.

Sólo el consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero, le ha llamado para agradecerle el trabajo. “Nadie más, ni lo harán”, añade Casado, que se ha sentido “maltratada” en su forma de salir de la política, una “trituradora que está deshumanizada”.

“Puedes entender todo en política, que en un determinado momento hagan cálculos electorales”, y ya “veías determinadas maniobras”, pero “lo que no esperaba es la desfachatez y falta de valentía a la hora de afrontar eso”, refiere la exconsejera, especialmente dolida con algunos consejeros con los que ha trabajado codo con codo como el de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, el de Economía, Carlos Fernández Carriedo, y la de Educación, Rocío Lucas.

“SIEMPRE HE ESTADO MÁS EN LA LÍNEA DE GALICIA A LA HORA DE TOMAR MEDIDAS”

Casado vuelve la vista atrás y cree que las cosas se empezaron a torcer cuando hubo que tomar decisiones más drásticas para atajar la covid. La dicotomía entre salud y economía. En un momento determinado Madrid decide que no va a adoptar restricciones que sin embargo ella si secunda. “Eso lo están utilizando para decir que yo me puse en contra de Ruiz Escudero -el consejero madrileño- pero ni mucho menos”.

La exconsejera de Sanidad sostiene que ella siempre ha estado más en la línea de “Galicia a la hora de tomar medidas”, pero también con el consejero de Cantabria. “No me importaba bajar o subir mis expectativas siempre que todos lo hiciéramos por igual“, para no despistar a los ciudadanos, añade.

ANTE LA FALTA DE MEDIDAS CASADO RECUERDA: “EL AÑO PASADO EN CUATRO SEMANAS LOS DATOS SE MULTIPLICARON POR DOCE TRAS NAVIDAD”

La consejera defiende el papel del Comité de Expertos de Castilla y León, que había planteado algunas medidas no sanitarias y restrictivas para antes de Navidad, como prohibir el consumo el barra o cierre del ocio nocturno a la 1, y que eran menos duras que las que corresponden a la Comunidad por el nivel tres de riesgo en el que está.

“Ni han hecho caso a los expertos ni a la ponencia de alertas del Ministerio”, con solo el uso de la mascarilla en exteriores, una medida que ya seguían los ciudadanos en la Comunidad, ha referido Casado, quien ha recordado que hace un año Castilla y León tenía una incidencia de 60 por 100.000 a dos semanas antes de Navidad, y en cuatro semanas se multiplicó por doce.

Aunque la nueva cepa, la ómicron, es menos letal, puede que baje del 1,5 al 0,5 pero no a cero, por lo que si hay más contagios “determinadas personas van a fallecer”, alerta.

CASADO NO VE CLARO QUE EL MODELO AYUSO FUNCIONE EN CYL: “EL CARISMA NO ES EL MISMO”

Sobre la premisa del nuevo consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, de que las decisiones que se adopten para atajar la covid buscarán que los ciudadanos sean dueños de su propia vida, Casado reconoce que le suena a Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid.

“Como le ha ido muy bien el modelo Ayuso a lo mejor intentamos repetir el mismo modelo, pero no sé si se parece mucho Mañueco a Ayuso, el carisma que tiene no es el mismo que el de Mañueco”, arguye.

En cuanto a algunas medidas que se han anunciado para atajar la sexta ola, como unidades móviles para hacer test, ha explicado que ellos tenían sobre la mesa hacer test de antígenos masivos de forma organizada, y hay que precisar qué tipo de test se haría, ya que algunos requieren que los hagan sanitarios. Y sobre los que se podrían hacer gratis en farmacias, el coste se podía disparar, con según el número entre los diez y los 50 millones de euros.

“LA PRIMERA VEZ QUE VI A VILLARIG ME DIJO QUE IBA A DURAR DE CONSEJERA LO QUE ÉL QUISIERA”

En cuanto a las discrepancias con el responsable del Sindicato Médico y presidente del Colegio de Médicos de Castilla y León, José Luis García Villarig, Casado explica que “la primera vez que se vieron le dijo que ella iba a durar de consejera lo que él quisiera”.

Luego tuvo reuniones cordiales pero a la salida le sorprendía haciendo declaraciones en contra. “En un momento determinado tomé la decisión de si no me vas a ayudar no molestes”, y eso le molestó profundamente. Ahora “estábamos acercando posiciones pero quería estar seguro de que contaba con el apoyo del PP para que no le dijeran que estaba en contra del PP, cuando no le costó nada aliarse con el PSOE en un momento determinado”. “No quiero hablar más, es un personajillo”.

“MAÑUECO ME HA SORPRENDIDO PARA MAL: UN BUEN PRESIDENTE TIENE QUE SER UN PRESIDENTE BUENO”

Respecto al presidente de la Junta, sostiene que su relación cambió cuando en una encuesta ella salió como la mejor valorada del Gobierno regional.

Y ahora, le ha sorprendido pero para mal, “quien actúa así no es buena persona”, un buen político, como un buen médico o un buen presidente tienen que ser políticos, médicos y presidentes buenos. “Me ha decepcionado, no me esperaba que actuará así de ninguna manera”.

CIENTOS DE MENSAJES DE ANÍMO DE TODA ESPAÑA Y DE TODOS LOS PARTIDOS Y CASI TODOS LOS CONSEJEROS DE SANIDAD, TAMBIÉN DE LOS MINISTROS ILLA Y DARIAS

Y por contra, Casado se ha encontrado con cientos y cientos de mensajes de apoyo y respaldo a su trabajo, desde muchos lugares de España, de todos los partidos y de casi todos los consejeros de Sanidad y del exministro Salvador Illa. Y la que sí le ha llamado ha sido la ministra de Sanidad, Carolina Darías.