Casado asegura que el Pacto por la Sanidad plantea “cosas muy potentes”

La consejera dice que los ciudadanos no quieren peleas y pide a la oposición acercar posturas

41
La consejera de Sanidad, Verónica Casado (c). / europa press
Publicidad

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, defendió que el Pacto por la Sanidad en el que trabaja su departamento plantea “cosas muy potentes” como mejorar la financiación del sistema y, tras ironizar sobre que nadie puede estar en contra de esta premisa, ha llamado a PSOE y a Podemos, los únicos partidos que aún no se sentaron en la mesa de negociación, a acudir a la próxima reunión que tendrá lugar en las Cortes, para acercar posturas, previsiblemente en la primera semana de diciembre.

“¿Cómo no se puede estar de acuerdo?”, se preguntó Verónica Casado que recordó a los dos partidos en la oposición que la gente de la calle no quiere que sus representantes se peleen sino que se sienten a hablar y negociar para llegar a acuerdos que permitan mejorar la atención.

Casado se mostró convencida de que el Pacto por la Sanidad no se puede resquebrajar “jamás” y, tras asegurar a modo de ejemplo que los consejeros de Castilla-La Mancha o Madrid, comparten la misma necesidad de alcanzar un pacto en esta materia, aclaró a la oposición que la sanidad es política sólo desde el punto de vista de si es pública o privada para añadir que, una vez que la Junta garantizó una sanidad pública, el resto del debate se ciñe a cuestiones científicas y técnicas.

Por este motivo, reiteró su llamamiento a PSOE y Podemos para que reconsideren su actual negativa a participar en el Pacto por la Sanidad desde el convencimiento de que todas las puertas tienen “muchos puntos de acuerdo” por lo que se ha mostrado abierta al diálogo en pro de ese consenso en ese pacto.

Sanidad rural

Casado explicó también que su plan de reestructuración de la sanidad rural, que presentó el Consejo de Gobierno de la Junta, busca reconvertir en tiempo clínico algunas de las 15 horas que dedican ahora los profesionales para desplazamientos.

“¿Ha habido críticas?”, se preguntó Casado en tono irónico ante las reticencias de algunos alcaldes al nuevo modelo de asistencia sanitaria en el medio rural que prevé la creación de Consultorios Rurales de Agrupación (CRA) en una apuesta de la Junta por potenciar una “estructura intermedia” que, según reiteró, no supondrá ni el cierre de consultorios ni la sustitución de médicos por enfermeras.

“Es todo lo contrario a dar la puntilla”, sentenció Verónica Casado respecto a las críticas de las personas que “no se quieren enterar” de que la propuesta busca mejorar la asistencia sanitaria en el medio rural y poner un recurso más respecto a lo que hay en la actualidad “y va a seguir existiendo”, ratificó la consejera que garantizó que con la presión asistencial de muchos centros la atención a los usuarios del medio rural que pidan cita será “rápida” e “inmediata”.

Casado se reafirmó en que su modelo es una apuesta por la calidad y, tras lamentar la resistencia al cambio de algunos sectores de la sociedad, ha aclarado que nadie debe de tener miedo a los cambios para añadir: “Para quedarnos como estamos hay tiempo”.

La consejera realizó estas declaraciones tras recibir diez vehículos Renault destinados a Sacyl que han supuesto un gasto de 131.000 euros y que servirán para reponer “infraestructuras claves” para garantizar la seguridad de los profesionales, en este caso concreto, irán destinados a profesionales de mantenimiento de hospitales y de centros de salud: dos en Burgos, dos en León, dos en Salamanca, dos en Zamora, uno en Palencia y uno en Palencia.