El consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo. / efe
Publicidad

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, admitió ayer que Castilla y León no cumplirá con el déficit si no recibe la cantidad total del IVA por parte del Gobierno de España, unos 142 millones todavía no reconocidos para el pago. “Va a ser muy difícil si no se nos paga lo que se nos debe”, sostuvo el consejero a preguntas de los periodistas en la presentación del Programa Estadístico de Castilla y León para el 2020.

No obstante afirmó que las cifras serán “algo mejores” a finales del año que las conocidas del mes de septiembre, en las que Castilla y León anotó un déficit que supone el 0,73 por ciento del PIB cuando el objetivo para todo el año es del 0,1 por ciento.

Actualización

“En el mes de septiembre no habíamos recibido ninguna actualización de los ingresos a cuenta, pero sí que es verdad que en la medida que no se nos va a pagar toda la cantidad correspondiente a la mensualidad del IVA, pues va a afectar al volumen total de déficit del conjunto de las comunidades autónomas”, explicó.

El jueves pasado la Junta recibió 119 millones de los 198 comprometidos por las entregas a cuenta, a los que se sumaron los 35 que el Gobierno pagó con anterioridad.

Fernández Carriedo avisó además de que los últimos datos certifican un “relevante” descenso en el crecimiento de la recaudación tributaria “como consecuencia de la desaceleración”, y aseguró que esos factores afectan “de forma importante” a los ingresos y, en consecuencia, al déficit anual de Castilla y León, según afirmó el el consejero de la Junta a los medios de comunicación.