Comparecencia del consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, sobre despoblación.
Comparecencia del consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, sobre despoblación. / E. P.

El consejero de , Carlos Fernández Carriedo, ha defendido el cumplimiento del Pacto de Comunidad para la Población, aprobado por las Cortes de Castilla y León en noviembre de 2015 y ha recalcado que las líneas de actuación de la Junta inciden en fomentar la actividad económica, el empleo, los servicios públicos de calidad, la ordenación del territorio, las políticas de conciliación y el apoyo a las familias como instrumentos “clave” para fijar población.

Carlos Fernández Carriedo, compareció ayer jueves en la Comisión de Empleo de las Cortes de Castilla y León para informar sobre cuestiones demográficas.

En primer lugar, el consejero valoró el cumplimiento del citado pacto de Comunidad que se basaba en tres puntos fundamentales. En primer lugar, consideró que la Junta ha respondido al compromiso de impulsar la participación de los grupos parlamentarios, agentes sociales y representantes de la sociedad civil en el Consejo de Políticas Demográficas, adquiriendo este un papel protagonista como instrumento para la definición de medidas frente a los problemas demográficos.

En segundo lugar, el Pacto establecía la actualización de la Agenda para la Población para extender su vigencia hasta 2020. Para ello detalló que se pusieron en marcha, en el ámbito del Consejo de Políticas Demográficas, cuatro grupos de trabajo compuesto por 198 personas representantes de 42 organizaciones sociales, que estuvieron trabajando en once reuniones sectoriales.

Los cuatro grupos intervinieron sobre 110 medidas, de las que se suprimieron once, se incorporaron 55 nuevas y se modificaron 32, además de otras doce más en la introducción de la Agenda para la Población. Las propuestas de los grupos de trabajo fueron aprobadas por la Junta de Castilla y León el pasado 31 de agosto tras ser debatidas en el Consejo de Políticas Demográficas. Todas ellas, aseguró, cuentan con su reflejo presupuestario anual en cada consejería competente.

Debate europeo

En tercer y último lugar, el pacto implicaba situar los problemas poblacionales en el debate europeo, nacional y local. Para ello, la Junta defiende que ha tenido “un liderazgo destacado” tanto en la Unión europea como en el conjunto del Estado.

Así, Fernández Carriedo recordó hitos como el dictamen sobre retos demográficos en el Comité de las Regiones de Europa en el que fue ponente el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y destacó el trabajo en el Parlamento Europeo de la europarlamentaria socialista castellanoleonesa Iratxe García. Asimismo, se referió a la propuesta para la inclusión de indicadores demográficos en los Fondos de Cohesión de la UE.

En ámbito nacional, subrayó la participación de Castilla y León en el grupo de trabajo de la estrategia nacional para los retos demográficos, a la que se remitió un documento de actualización de la Agenda de Población. Así, apuntó a que espera que en esa estrategia se puedan incluir medidas que ya figuran en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado.

Por otro lado, en respuesta a otra petición de comparecencia, Carriedo se referió a las líneas estratégicas del Gobierno regional para hacer frente a los retos demográficos actuales y de los próximos años.

Para combatir los problemas demográficos consideró “imprescindible” la generación de actividad económica que cree riqueza y empleo, como mejor política para fijar población y destacó acciones como la II Estrategia Integrada de Empleo, Formación Profesional, Prevención de Riesgos Laborales e Igualdad y Conciliación en el Trabajo, que con el consenso con los agentes sociales y económicos de la Comunidad constituye la columna vertebral sobre la que se basan las políticas activas de empleo hasta el año 2020.
En concreto, explicó que se impulsan políticas de fomento del empleo basadas en la mejora de la calidad del empleo, lo que conlleva que ya en el año 2017 todas las contrataciones se realizaron a jornada completa con un mínimo de 180 días. Asimismo, se incrementaron los fondos del Plan de Empleo Local en 2018 un 7,6% hasta los 55,2 millones de euros para impulsar la cohesión territorial y hacer frente a los desafíos demográficos.

Estas actuaciones, apuntó, permitieron la creación de 58.300 empleos desde el peor momento económico y la bajada de la tasa del paro desde el 22,7 % al 13,7 %, con 113.400 desempleados menos.