Carnero apuesta por la agricultura y ganadería para frenar la despoblación

El actual consejero es obsequiado con la Medalla de Oro de la Provincia de Valladolid

62
El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar (i), entrega la Medalla de Oro a Jesús Julio Carnero (d). / e. P.
Publicidad

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y expresidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, recibió ayer la Medalla de Oro de la Provincia de Valladolid de manos del presidente de la Diputación, Conrado Íscar, como un “mayor compromiso con los alcaldes y vecinos” del territorio.

Además, subrayó el papel “esencial y fundamental” que juegan en esta tierra la agricultura, la ganadería y la industria agroalimentaria como “factor de lucha, precisamente, contra la despoblación”. En este sentido, abogó por dar el primer paso de garantizar en los pueblos los servicios esenciales ya que las actividades “esenciales y estratégicas” del medio rural son las que dan nombre a la Consejería de la que ahora es titular.

La entrega se realizó en el marco de la celebración del Día de la Provincia y ha tenido lugar en el Teatro Zorrilla de la capital vallisoletana, donde estuvo presente la corporación provincial, además del presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes; el alcalde accidental del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, y los expresidentes de la Diputación de Valladolid Félix Calvo Casasola y Ramiro Ruiz Medrano, así como la mayoría de alcaldes de los 225 ayuntamientos y 9 pedanías de la provincia vallisoletana.

El homenaje al expresidente, cuyo reconocimiento se ha concedido por unanimidad de todos los grupos políticos, ha estado conducido por intervenciones de dos de sus personajes favoritos: Astérix y Obélix, a quienes admira por su “tesón”.

A su imagen y semejanza, Carnero ha tratado de alejar de su “particular Galia” la “sombra” de amenazas como la despoblación o el desempleo. De hecho, la institución acordó, por unanimidad, entregar la Medalla de Oro al expresidente “por su defensa de los municipios, por la mejora de la calidad de vida de las personas de la provincia y por su lucha contra el desempleo, además de hacer del diálogo y del consenso su norma fundamental de trabajo”.

De los ocho años que pasó al frente de la Diputación (hasta el pasado mes de junio) Carnero aseguró que en lo que respecta a la “acción”, se queda con la implantación del transporte en la provincia, con 114.000 usuarios y más de 41 rutas.