Carnero apoya al sector de la remolacha como sumidero de CO2

El consejero afirma que es una agricultura “verde y casa con el medio ambiente” y defiende que “siga percibiendo esos 13 millones de euros de media anuales en ayudas asociadas” de la PAC

Carnero apoyo Junta remolacha
Carnero visitó las instalaciones de ACOR en el municipio de Olmedo. / ICAL

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, mostró ayer el “total apoyo” del Gobierno autonómico al cultivo de la remolacha en la Comunidad por ser esta una agricultura “verde y casada con el medio ambiente” y suponer, además, “el cultivo que mayor aporte hace como sumidero de CO2”.

En ese sentido, Carnero recordó que, según el reciente estudio realizado por Itacyl, ACOR y Azucarera, publicado el pasado domingo por Ical, “se ha comprobado el aporte que tiene el cultivo de la remolacha como sumidero de CO2”, con un balance total positivo de 36,3 toneladas por hectárea que aumenta hasta las 46,4 si se excluyen las emisiones provocadas por la producción exógena del cultivo y por la industria azucarera.

A su vez, Carnero justificó el “total y absoluto apoyo” del Gobierno regional al sector de la remolacha por “animar a la diversificación de cultivos” y por ser también “un cultivo tradicional en Castilla y León”, que se define como “esencia de la agricultura de la Comunidad”.

Es por ello que Carnero animó a los agricultores de remolacha a que “sigan incrementando el número de hectáreas que se vayan cultivando año tras año”, que en esta campaña fue de 19.000, porque se trata de un sector que “da trabajo directo a más de 4.200 personas en la Comunidad” y en el que, desde Castilla y León, se aporta “el 85 por ciento del azúcar que se produce en nuestro país” con las cuatro fábricas existentes en el territorio.

“Por eso desde la Junta hemos hecho una defensa a ultranza del cultivo de la remolacha ante la nueva PAC”, de cara a que el sector “siga percibiendo esos 13 millones de media anuales” en ayudas asociadas, y para que, a través del Feader, se continúe percibiendo “una intervención muy importante como la ayuda agroambiental”, puesto que la remolacha, insistió el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta, “es un cultivo bien avenido y casado con el medio ambiente”.

Carnero realizó estas declaraciones durante su visita a las instalaciones de ACOR en el municipio vallisoletano de Olmedo, donde destacó la “buena noticia” dada por el presidente de la cooperativa, Jesús Posadas, con respecto a los 45,5 euros que se van a pagar a los socios ante la próxima campaña de remolacha.