Carcedo defiende que el Gobierno va a asumir los desafíos sanitarios

La ministra recuerda los grandes proyectos aparcados ante la inviabilidad de sacar los PGE

27

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, aseguró que España necesita un gobierno estable, progresista, con criterios de justicia social y voluntad política “firme” de asumir desafíos como la eliminación de los copagos, la financiación de la dependencia y la universalidad efectiva de la Sanidad pública.

Así lo afirmó en declaraciones a los periodistas antes de visitar la Feria de la Alubia de Saldaña (Palencia) acompañada por el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, las candidatas del PSOE al Congreso y al Senado, Maria Luz Martinez Seijo y Rosa Aldea, y la secretaria general del PSOE de Palencia, Miriam Andres, con los que después ha compartido una comida mitin con afiliados y simpatizantes.

Carcedo trasladó a la militancia los a su juicio avances del gobierno socialista en materia sanitaria pero también todas las cosas que han quedado pendientes por la falta de acuerdo para sacar adelante los Presupuestos Generales y la posterior convocatoria de unas nuevas Elecciones Generales.

“Nuestra militancia tiene una tarea muy grande por delante”, afirmó, añadiendo que los ciudadanos tienen que tener claro a qué representantes quieren tener y qué gobierno va a “sacar adelante todos los desafíos” a los que se enfrenta España.

En concreto se refirió a desafíos relacionados con al ámbito sanitario y señaló que Gobierno socialista ha puesto en marcha muchas medidas que han revertido los recortes del PP, pero solo hasta donde han permitido unos presupuestos “heredados”.

Entre ellas se refirió a la eliminación de los copagos a las pensiones por debajo de 12.300 euros al año y a los activos con hijos a cargo y con ingresos por debajo de 12.000 euros anuales; a la recuperación del pago de la seguridad social a cuidadores familiares y a la recuperación de “la universalidad que el PP había restringido”.

“Pero hay muchas cosas pendientes”, insistió, poniendo como ejemplo la necesidad de extender la cobertura de la sanidad pública a la atención bucodental, lo que ha considerado como “otro gran déficit de nuestro sistema nacional de salud”.

De hecho afirmó que el incremento de copagos ha situado a España como “uno de los países que mayor pago de bolsillo requiere a los ciudadanos”.

“En esa dirección tenemos que avanzar y seguir trabajando porque los copagos son una de las desigualdades del sistema nacional de salud”, insistió.

Dependencia

También defendió la necesidad de impulsar la dependencia más allá del pago de la Seguridad Social a las cuidadoras familiares, afrontando la lista de espera de 250.000 personas que tienen reconocido el derecho pero no tienen prestación.

“Pretendíamos dar un impulso con más de 500 millones para financiar la dependencia pero no fue posible”, señaló.

Por todo, la ministra de Sanidad en funciones aseguró que para impulsar todas estas medidas, que tienen como eje conductor la justicia social y la lucha contra la desigualdad, se necesita “un gobierno estable, progresista y con voluntad política firme de asumir todo estos desafíos”.

“Todo esto debe hacerlo un gobierno con criterios de justicia social y de afrontar con claridad y decisión todos los desafíos que se plantean a la sociedad española”, reiteró.