Carmen Calvo
La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo (2i), visita el Museo Nacional de Escultura de Valladolid. EFE/ R. Garcia.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha confirmado este jueves que con el fin del estado de alarma previsto para el 9 de mayo se puede adoptar casi cualquier medida “salvo impedir salir del domicilio“, es decir, se pueden aprobar cierres perimetrales o aislamientos de grupos, acciones que permite la legislación sanitaria y las acciones coordinadas que se acuerdan en el Consejo Interterritorial de Salud, ha remarcado.

De este modo, la vicepresidenta primera ha confirmado que a partir del 9 de mayo decaerán los toques de queda vigentes, pero se podrán poner en marcha otras medidas en caso de que la situación sanitaria lo requiera, ha detallado a los periodistas en su visita al Museo Nacional de Escultura, en Valladolid.

La vicepresidenta ha defendido que España está “en una situación diferente” a la de hace medio año o un año por lo que no sirven los “parámetros de antes“, y ha sostenido que quienes piden la prórroga del estado de alarma son los que menos medidas han tomado para proteger a los ciudadanos.

Calvo ha criticado que haya una intención “más política que verdadera” en quienes ahora piden la prórroga del estado de alarma, que además, cuando se debatió en el Congreso votaron en contra y se quejaron de su duración hasta el 9 de mayo, ha recordado. Ha señalado la importancia de mantener los derechos y garantías de los ciudadanos con el trabajo “coordinado” entre administraciones y movilizar recursos para hacer frente a la crisis sanitaria, económica y social.

Ha confiado en el Consejo Interterritorial como lugar de para tomar decisiones coordinadas, recordando que sus decisiones son de obligado cumplimiento según el Tribunal Supremo, y en este sentido ha recordado que los tribunales dieron la razón a los ejecutivos “en el 99 por ciento” de los casos que trataron sobre limitaciones para frenar los contagios antes del estado de alarma.

Calvo ha reiterado que España entra en una “fase diferente” ya que esta semana va a tener más personas inmunizadas que contagiadas, por lo que propone que el mensaje sea que “es necesario cuanto antes salir de la crisis“. Además, ha lamentado que no se hable de España cuando los datos mejoran, y en este sentido ha indicado que en aspectos como la apertura de colegios, hay países europeos que han preguntado cómo lo han hecho “sin apenas problemas”.