Publicidad

Se recogen las primeras noticias sobre la localidad de Boceguillas en documentos del siglo XI pero, en los alrededores del municipio, en el paraje de Prado Castillo, se encontraron indicios de poblaciones de la época romana. En el siglo XI, el rey Alfonso VI concedió a la Villa de Sepúlveda su fuero y con él un amplio alfoz en el que se incluía Boceguillas.

Sobre su nombre, en el siglo XII, la localidad era conocida, y así aparece en los documentos, como “Bozichellas”, que con el tiempo pasó a ser “Bociguiellas”. La raíz de este nombre: “Bos”, significa buey, por lo que el nombre podría significar que en aquella zona había mucho ganado vacuno, en el momento en que se funda la población.

Boceguillas, durante la Edad Media, se dedicaba a la agricultura y a la ganadería pero, por su situación, en el Camino Real de Bayona, también se crearon fondas, casas de postas y mesones, de las que quedan algunos restos. El Camino Real también llevó a la villa varias visitas ilustres como el Cardenal Cisneros en el año 1517; Napoleón Bonaparte en 1808 y, el Duque de Angulema, en la expedición de los “Cien Mil Hijos de San Luis”, en 1823.

En el siglo XVI, el rey Felipe II, el rey Prudente, nombró Villa a la localidad de Boceguillas y, aunque no hay muchos datos de lo que sucedió durante los siglos XVII y XVIII, en ese periodo parece que la localidad disfrutó de un importante desarrollo económico construyendo la casa parroquial (terminada en 1742) y, la iglesia de Nuestra Señora del Rosario (construida en 1797).

El municipio de Boceguillas, en el que actualmente residen 700 personas aproximadamente, por cuyo término municipal pasan los arroyos de las Vegas y Seco, afluentes del río Duratón, está formado por su población principal, Boceguillas, a la que se han unido Aldeanueva del Campanario y Turrubuelo, municipio independiente hasta 1976.

La localidad de Boceguillas vive dedicada al sector servicios y proporciona todo aquello que va unido a este sector, a los pueblos más cercanos. De alguna manera, la situación de villa con gran movimiento y comercio, a causa del camino-carretera que siempre lo ha cruzado, se mantiene como el primer día y, de hecho, a partir de 1970, el desarrollo creado, supuso un importante incremento demográfico. Como su actual alcalde comenta: “Vivimos de la carretera. Sin ella, no sé qué sería de nosotros”.

Patrimonio

Boceguillas no destaca por ser una localidad con un extenso patrimonio artístico pero, en ella encontramos varios edificios de interés como la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, con planta en forma de cruz latina, una sola nave y cabecera recta. La Iglesia dispone de dos sacristías y, en la fachada principal, una espadaña que hace las veces de campanario. El edificio está construido en mampostería, con sillería en los zócalos. Bajo la espadaña se encuentra la puerta principal, con un arco de medio punto y, ya en el interior, varios retablos barrocos y una imagen románica, al igual que la pila bautismal y, varias piezas de plata como una custodia de sol, realizada por Sebastián Paredes, en Segovia, en el siglo XVII y, un cáliz rococó que fue realizado por el platero segoviano Ignacio Álvarez Arintero en el siglo XVIII.

En las pedanías, también encontramos sus respectivas iglesias. En Turrubuelo, la iglesia de Santo Domingo, edificio con solo una nave rectangular realizada en mampostería con revocos de cal. En el interior, cubierta de madera, arco triunfal y, una portada que denota su estilo románico por su arco lobulado abocinado, decoración vegetal y, a cada lado, dos columnas con sus capiteles. Esta iglesia tiene una importante torre cuadrada realizada en sillería, con ocho arcos de medio punto, donde se encuentran las campanas.

En Turrubuelo, a un km de distancia, se encuentran los restos de un antiguo apeadero de la línea ferroviaria Madrid-Burgos. Esta estación fue inaugurada el 4 de junio de 1968 por Francisco Franco, en presencia del gobernador civil de Segovia en aquellas fechas, Adolfo Suárez.

En cuanto a la iglesia de Aldeanueva del Campanario, también tiene una sola nave rectangular y, una espadaña-campanario, que da su nombre a la localidad. Su cabecera, es el elemento más antiguo, es poligonal y de estilo mudéjar y, en su interior se guarda un cáliz del siglo XVI realizado por Juan de la Peña, platero de Burgo de Osma.

Pero, no todos son edificios religiosos. En Boceguillas nos encontramos con una casa blasonada, situada en la Plaza Mayor igual que el Ayuntamiento. Esta casa blasonada responde a la tradición de que el Cardenal Cisneros residió un tiempo en la localidad, lo que se recuerda en una placa con la siguiente inscripción: “Al insigne Cardenal Cisneros, Fray Francisco Ximénez de Cisneros, con todo cariño la histórica Villa de Boceguillas”.

También, para terminar, en la localidad de Boceguillas se encuentra el CIAT (Centro de Investigación de Arquitectura Tradicional), ubicado en la antigua casa parroquial de Boceguillas, un edificio del siglo XVIII, en la Plaza Mayor. El CIAT, se creó en el año 1996 mediante un convenio entre la Universidad Politécnica de Madrid y el Ayuntamiento de Boceguillas, con la intención de impulsar el estudio y la protección de la arquitectura popular y de los materiales, técnicas y sistemas para construir que se utilizaron tiempo atrás y desarrollar actividades de investigación y formación en el patrimonio edificado o construido. El CIAT, ha impartido muchos cursos y talleres, a los que acuden alumnos de esta Universidad.

Fiestas

En Boceguillas, las fiestas son el primer fin de semana de octubre por ser cuando se celebra la Festividad de Nuestra Señora del Rosario y, en el mes de junio, celebran el día 13 la Fiesta de San Antonio. Además, se celebran otras fiestas como Santa Águeda, en febrero y, en julio, la Virgen del Carmen.

Como dato más curioso, en las fiestas de la Virgen del Rosario, la noche del sábado se realiza la ofrenda floral. Para realizar la ofrenda, se saca la imagen de la Virgen a la plaza y, los vecinos traen sus flores de casa, se las enseñan a la Virgen y, las depositan a sus pies. Esta ofrenda siempre está acompañada por música y jotas en la puerta de la iglesia. Ya el domingo, se celebra la misa de difuntos para después, salir en procesión con la imagen por el pueblo y, el lunes, para que pase mejor la “resaca”, se prepara paella para todo el pueblo…

Boceguillas hoy

El alcalde de la localidad desde el pasado mes de mayo, Aarón Arranz Olivares (PSOE), nos comenta que uno de los problemas que tiene la villa es el transporte público. Hasta hace un tiempo, algunas personas vivían en Boceguillas y trabajaban en Madrid porque había un autobús que comunicaba ambas localidades con un horario concreto pero, “Ahora ya no lo tenemos”, nos dice el alcalde. Además, nos cuenta Aarón Arranz que, si el autobús para ir a Madrid es un problema, para llegar a Segovia… “más todavía” porque solo hay uno que va a Segovia por la mañana y, vuelve a Boceguillas por la tarde, no hay una línea con varios autobuses, de ida y vuelta, que comuniquen a las dos localidades en diferentes momentos del día, lo que hace que en Boceguillas, para poder moverse a otras localidades “o tienes coche, o tienes coche”.

En cuanto a las obras que el alcalde pretende acometer en el pueblo, Aarón Arranz comenta que lo primero que quiere hacer es “organizar los locales públicos”. El Ayuntamiento tiene locales pero, o no se usan o, están mal utilizados… “están mal distribuidos”. Una vez que se complete esta intervención llegaran otras como el asfaltado de calles y la reorganización de las fiestas porque, precisamente este primer fin de semana de octubre, se celebra Nuestra Señora del Rosario. La actual Corporación Municipal de Boceguillas, ha mantenido el programa de fiestas pero, ha añadido una Semana Cultural, un campeonato de juegos autóctonos para los más pequeños y una marcha andando.

Leyendas

Aún cuando no parece que esta sea tierra de leyendas…hemos encontrado una… El propio alcalde nos cuenta que existe una leyenda que se refiere al Cardenal Cisneros, quien fue cardenal, Arzobispo de Toledo, primado de España, tercer Inquisidor General de Castilla y, perteneció a la Orden Franciscana pero además, gobernó la Corona de Castilla en dos ocasiones “por incapacidad de la reina Juana”. Fue confesor de la reina Isabel la Católica pero, para la reina, no solo fue su confesor, también era su consejero.

Como dato curioso, el Cardenal Cisneros fue quien instituyó la obligatoriedad de la identificación de las personas con un apellido fijo porque, hasta entonces, las gentes se identificaban con un nombre y un apodo o mote que solía reflejar su procedencia o su oficio…. por lo que los miembros de una misma familia podían tener distinto apellido, con el consiguiente caos que eso suponía. A partir de la Ordenanza de Cisneros, el apellido del padre quedaba fijado y pasaba a ser el de su descendencia.

Cuentan que el Cardenal Cisneros, en su estancia en la localidad, comió una trucha que, según la leyenda, estaba envenenada. Tras aquella comida, el Cardenal salió de Boceguillas y al llegar a Roa (Burgos), muy enfermo, no pudo continuar y falleció allí el día 8 de noviembre de 1517. La historia de la trucha no está muy clara pero, la muerte del Cardenal en Roa en aquella fecha, sí.

Dónde dormir y comer

En esta localidad, que destaca por tener un movimiento de personas importante, existen varias posibilidades de pasar unos días y disfrutar de la zona.

A la hora de dormir, existen varios establecimientos como la casa rural, “La Casa de los Pollos”, ubicada en Turrubuelo. Tiene capacidad para cuatro personas y dispone de jardín, barbacoa y wifi gratuito. El “Hotel RYA”, que dispone de amplias habitaciones y bar-cafetería. El Hotel Ruta Tres Hermanos, un hotel-restaurante que cuenta con 30 habitaciones, salas de reuniones y parking. Casa Rural “El Mirador de la Pinilla”, ubicada en Turrubuelo, dispone de 5 habitaciones dobles y, para terminar, el hotel-apartamento “Las Casitas”. 18 confortables casitas.

A la hora de comer, también existen varias posibilidades. Para empezar, restaurante Alonso, especializado en cocina tradicional. Hotel restaurante Ruta Tres Hermanos, que dispone de menú. Restaurante RYA, menú del día y cocina tradicional a la carta. Mesón Cardenal Cisneros, cocina típica de la comarca, menú diario.

Restaurante Área de Boceguillas S.L., cocina tradicional y, Panadería El Granero de Boceguillas S.L., bocadillos, pinchos y pastelería.

RECETA

Nació en Fresno de Cantespino , localidad cercana a Boceguillas y, cuando le preguntas si se vive bien en la Villa, responde que después de “haber dado la vuelta al mundo”…

Su nombre es Iluminada y ha vivido en muchos lugares: Madrid, Ayllón y, 6 años en Alemania… Considera que es diferente la vida en España o en Alemania pero, contando con esas diferencias y, aceptando que las maneras de vivir aquí o allí no son mejores ni peores, solo diferentes, también vivió bien allí, donde trabajó en una fábrica (en la Bosch). Iluminada ha vivido 40 años ligada a los fogones y, por ello, a la hora de pensar en una receta de cocina con ingredientes de siempre pero más modernizados… “Judiones con Almejas y Rape”.

Ingredientes: 200 gr de Judiones, pimiento rojo, tomates, cebolla, 200 gr de almejas, 300gr de rape, 1 vaso de vino blanco, ajos, aceite, perejil, sal y laurel.

Modo de prepararlo: Para el sofrito, se pone un poco de aceite en una sartén, se pone la cebolla, el pimiento y los tomates, todo picado muy fino. Cuando esté pochado, se añade una cucharada de harina, agua, sal y medio vaso de vino blanco. Se dejará cocer a fuego lento unos 15 minutos.

Los judiones, después de tenerlos en remojo, se cuecen durante una hora y media acompañados por unas hojas de laurel y un poco de sal.

En otra sartén se pone ajo y perejil y se añaden los judiones cocidos para que se salteen. Se corta el rape en dados y se añade a la sartén. Por último, se añaden las almejas. Se junta todo y, ya estará preparado.