Blanco asegura que Castilla y León es “puntera” en el envejecimiento activo

La consejera reivindica que el club de los 60 y afirma que "es mucho más que los viajes”

69
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Isabel Blanco (2d). / europa press
Publicidad

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, señaló ayer que la región “es puntera en envejecimiento activo” y se refirió a las “7.000 actividades” organizadas durante el último año para las personas mayores en la Comunidad.

Así lo manifestó Blanco durante la inauguración de la jornada ‘Esperanza Longeva’, organizada en Zamora por el periódico La Opinión-El Correo.

Isabel Blanco insistió en la importancia del envejecimiento activo y recordó los parámetros que miden el grado de integración de las personas mayores en este indicador, entre los que destacan aspectos como seguir trabajando a partir de cierta edad, hacer deporte o pasar a formar parte de asociaciones y colectivos.

Asimismo, la consejera de Familia reivindicó el club de los 60 y aseguró que “es mucho más que los viajes”, aunque el mensaje en el que más insistió la representante regional ha ido dirigido a reforzar la relevancia de la Universidad de la Experiencia.

Isabel Blanco explicó que Castilla y León cuenta con 5.200 alumnos repartidos por 27 sedes, quince de ellas ubicadas en el mundo rural: “Hay que apostar por las personas mayores de los municipios y también por las nuevas tecnologías”, abundó la consejera.

Isabel Blanco recordó que en Castilla y León hay 340.000 socios del Club de los 60 y la Junta promovió más de 7.000 actividades participativas para los mayores que sumadas a las que están impulsadas por entidades sociales rondan las 180.000.

Además, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades también impulsa programas como “En mi casa” que favorecen la independencia de los mayores que viven en residencias y que ha permitido crear ya un centenar de unidades de convivencia de personas mayores.

Asimismo, la representante del Ejecutivo autonómico abogó por “una actualización del asociacionismo de las personas mayores” y por llevar a cabo acciones orientadas a las preferencias de los interesados y no a las ideas de los políticos.