Blanco advierte que hay familias que pierden hasta 700 euros al mes por un IMV “mal gestionado”

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León reclama las "mismas condiciones" que País Vasco y Navarra

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha advertido de que hay familias cobran hasta 700 euros menos al mes con el Ingreso Mínimo Vital (IMV) que lo que lo hacían con al Renta Garantizada de la Junta. “El Ingreso Mínimo Vital es una buena idea, pero que salió a la carrera, sin estudiar, que está mal gestionada y que, en vez de crear igualdades ha generado más desigualdad”, ha resumido en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha vuelto a reclamar su gestión, pero en las “mismas condiciones” que País Vasco y Navarra.

En este sentido, recuerda que la Junta sabe gestionar esta prestación porque es “muy similar” a la Renta de Ciudadanía Garantizada que se lleva aplicado en la Comunidad “diez años”. Así Blanco explica que la Renta Garantizada es una prestación subsidiaria de todas las demás. “Cuando las otras prestaciones, paro, subsidios y demás se agotan, es cuando se accede a la Renta Garantiza de Ciudadanía”, señala. Las familias que acceden al IMV son de “necesidad extrema” pero, como ha ocurrido a muchas de ellas en Castilla y León, se han encontrado con que cobran menos con el IMV que lo que percibían con la Renta Garantizada de Ciudadanía, siendo en teoría la base del Ingreso Mínimo Vital superior a la renta. “Hay familias que cobran 700 euros menos”, ha lamentado.

Para no “dejar tiradas” a 662 familias en la Comunidad, la Consejería articuló primero subvenciones nominativas, que eran demasiado complejas y había que llevarlas a Consejo de Gobierno, y luego la modificación la Ley de Renta, para poder “absorber” esas situaciones y complementar el Ingreso Mínimo Vital con la Renta Garantizada de Ciudadanía “por ley” y sin tener que recurrir tanta “burocracia”. Se ha habilitado para todo ello una partida de cerca de 400.000 euros, continúa Blanco.

“Por carta reclamé al ministro si van a revisar el Ingreso Mínimo Vital lo primero que cuenten con nosotros, que nos dejen participar, que nos hagan caso, que nos escuchen y lo segundo, que den la gestión a comunidades como esta, que lo sabe hacer, que lo ha demostrado y que lo está haciendo”, ha añadido.

Violencia de género

La pandemia no ha logrado parar el engranaje de una Consejería que “gestiona más de un mil millones de euros”. En este sentido, y pese al recelo que había sobre la incidencia que el confinamiento podría tener sobre la Violencia de Género, Blanco recuerda que los números, en la Comunidad son “muy similares” a los de otros años. No obstante, le preocupan dos colectivos, el juvenil y el de las mujeres con más edad. “Aunque cada vez que va calando más en la sociedad, nos preocupa actitudes en los más jóvenes que pensábamos que estaban desterradas y que nos ha hecho retroceder a pasos agigantados”, reflexiona. Para evitar ese tipo de conductas, la Junta está centrando sus campañas en este colectivo, al igual que hacia las mujeres de mayor edad sobre la que se ejerce una violencia, “sobre todo psicológica”, y a las que le cuesta más denunciar.

Club de los 60

Por otra parte, y también derivado de la pandemia, las agencias de viaje ha pedido a la Junta que cambie el modelo de concesión del club de los 60. Para Blanco, el modelo funciona “muy bien”. “La prioridad de esta Consejería son los más de 342.000 usuarios”, explica para aclarar que la Administración autonómico “no pone un euro para los viajes”, que los pagan los usuarios. “Nosotros lo que hacemos con el programa es buscar las condiciones más ventajosas para esos usuarios que hicimos hablando con el sector”, si bien considera que el propio sector esta “dividido”.

La consejera señala que no se han cancelado los viajes, algo que “sí ha hecho el Imserso”, sino que los han aplazado, por lo que tendrán los mismos “adjudicatarios” con el objetivo de no perjudicar a esas empresas. “Mi opinión, el problema de las agencias de viajes no son los viajes del club de los 60. Ellos reclaman el modelo de Madrid. Bueno, nosotros entendemos que el modelo nuestro es bueno, es un buen modelo, sobre todo pensando en los usuarios y entran grandes empresas y pequeñas empresas. Entran agencias de todo tipo”, concluye.

Corresponsabilidad

Por último, Blanco confía en que la conciliación de paso a la “corresponsabilidad”. “Cuando tú hablas de conciliar, se te viene a la cabeza. La corresponsabilidad es un tema de familias y creo que es la línea en la que hay que seguir trabajando”, ha añadido. En este sentido, ha señalado que muchos hombres han descubierto lo que es la conciliación. “En la primera ola las profesiones que acudían a su puesto de trabajo eran las más feminizadas, las de servicios, las de atención en hospitales en residencia, mientras ellos se quedaban en casa y aprendían lo que era la conciliación”, ha argumentado para incidir en que esa es la línea en la que se debe seguir avanzando.