El consejero de Empleo de la Junta de Castilla y León, Germán Barrios. / efe
Publicidad

El consejero de Empleo e Industria de la Junta de Castilla y León, Germán Barrios, aseguró que el Gobierno regional tiene “muchísima preocupación” por los indicadores que apuntan a una desaceleración económica, aunque aseguró que desde la Comunidad se impulsarán mecanismos para “paliar” la situación, al tiempo que destacó que los indicadores apuntan a que será “más tenue” en el conjunto de Castilla y León.

Barrios ha comparecido junto al vicepresidente de la Junta y portavoz, Francisco Igea, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno para detallar los últimos datos económicos relativos al Índice de Producción Industrial, las cifras de regulación de empleo o la EPA, todos ellos “favorables” para la Comunidad Autónoma.

En este sentido, en cuanto al Índice de Producción Industrial el consejero detalló que las cifras han cambiado “radicalmente” y ahora estas cifras en la Comunidad crecen “tres veces más que la media”. Así, señaló igualmente que en Castilla y León 0,66 personas de cada 1.000 afiliados sufren situaciones de regulación de empleo frente a una media nacional de 2,89.

Barios se refirió además a las cifras de la EPA donde destacó que Castilla y León es una “isla en el desierto” con la “ecuación perfecta” que se traduce en una subida de activos y una bajada del paro. Tras señalar estas cifras el consejero garantizó que desde la Junta se aplicarán planes destinados a elevar la producción industrial con formación específica para lograr ser más “competitivos”, lo que hace que “Castilla y León tenga unos datos de coyuntura industrial y de empleo mejor”.

Buena gestión

“Demostramos que cuando hay gobierno, estrategia y buena gestión las cosas se pueden paliar. Todo indica a que la desaceleración será más tenue en Castilla y León, con políticas estratégicas y reformas podemos evitar que la situación en Castilla y León sea peor que en España”, señaló.

Frente a esta situación contrapuso la del conjunto del país donde “los deberes están sin hacer”, y señaló que es necesario impulsar las reformas pendientes con una apuesta por el I+D+i, un “verdadero liderazgo industrial” y un calendario ante la UE.

Por otro lado, la Junta ha recibido una transferencia del Gobierno de 35 millones de euros de los 440 que debe traspasar en total con arreglo a las entregas a cuenta correspondientes al modelo de financiación autonómica.

Así lo anunció el vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea en la rueda de prensa correspondiente al Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma, quien confió ante los medios de comunicación en que el resto del dinero se transfiera a las arcas de la región a finales del actual mes de noviembre o en diciembre.