Avanza la reforma estatutaria de PP y Cs para quitar los aforamientos

Los socialistas avisan de que condicionarán el acuerdo a la inclusión de un suelo social

28
La viceportavoz del Grupo Socialista, Virginia Barcones durante su intervención en la sesión plenaria. / efe
Publicidad

El Grupo Parlamentario Socialista respaldó ayer iniciar los trámites para trabajar en la reforma del Estatuto de Autonomía propuesta por PP y Cs con el fin de eliminar aforamientos aunque, como señaló el portavoz del PSOE, Luis Tudanca, será en el proceso de negociación posterior en el que se determine el voto definitivo de los socialistas a esta iniciativa en la que, a su juicio, la inclusión de un suelo social es “irrenunciable”, al igual que avanzar en una modificación con “consenso”.

En concreto, en el Pleno de las Cortes se debatió la toma en consideración de la reforma del Estatuto planteada por PP y Cs que ha contado con el respaldo de todos los grupos a excepción de la abstención de UPL y la defendida por el PSOE en la que se incluía un suelo social que no ha salido adelante con los votos en contra del PP y Ciudadanos y la abstención de UPL y Por Ávila.

En el turno de defensa de su iniciativa, el portavoz del PP, Raúl de la Hoz, aseguró tener una sensación “agridulce” al no haber conseguido la unión de todos los grupos en el planteamiento de esta reforma del Estatuto, algo que achacó a la “cerrazón” del PSOE que tiene “negación absoluta” al diálogo con el PP y Ciudadanos.

Así, lamentó que la modificación que ayer inició su andadura formara parte del acuerdo de gobernabilidad suscrito entre el PP y Cs, ya que “el PSOE está sistemáticamente en contra de todo lo que reafirme ese acuerdo aunque sea positivo para los ciudadanos”. “Esta es la responsabilidad del PSOE, no pensar en lo bueno para los ciudadanos sino dar pequeñas patadas en las espinillas al Gobierno de Castilla y León”, reseñó, tras lo que pidió que se “olviden” de la “actitud infantil” del “no es no”.

Además, el portavoz del PP planteó también abrir la mesa de negociación en la que se trabajó en 2017 para avanzar en un debate “más amplio” sobre el resto de cuestiones que los socialistas pretenden introducir en la reforma estatutaria para, independientemente de esta primera modificación, avanzar en unos cambios más profundos.

Por su parte, la portavoz de Cs en las Cortes, Carlota Amigo, señaló que modificaciones similares se produjeron en otras autonomías con el respaldo del PSOE, así pidió a los socialistas que sean claros y digan si pretenden poner “palos en la ruedas” para suprimir aforamientos. “Nosotros no queremos estar aforados”, aseveró.

Por su parte, la viceportavoz del PSOE, Virginia Barcones, argumentó el voto a favor de los socialistas a la iniciativa planteada por PP y Cs, un respaldo que basó en su apoyo a la supresión de aforamientos para procuradores y miembros de la Junta, un punto en el que dio la bienvenida al PP que “en otras épocas no lo tuvieron tan claro”.

El portavoz del PSOE, Luis Tudanca, en su turno de defensa de la toma en consideración de la reforma planteada por los socialistas ha recordado las palabras del expresidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, cuando se abordaron otros cambios en el Estatuto. “La pieza clave para la reforma del Estatuto es el consenso entre las dos fuerzas mayoritarias y debe ser pactada y con el máximo consenso”, parafraseó.