Turismo en establecimientos hoteleros de Castilla y León (10cmx8cm)
Turismo en establecimientos hoteleros de Castilla y León.

Los establecimientos hoteleros de Castilla y León anotaron 430.279 pernoctaciones en enero, lo que supone un impulso del 4,6 por ciento con respecto a las registradas en el mismo mes de 2023, cuando se situaron en casi 20.000 menos. En el caso de los viajeros, se elevaron un 7,7 por ciento, hasta totalizar en la Comunidad 245.764 personas que pasaron por alguna de las nueve provincias, 17.000 más que el año anterior, según los datos facilitados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En Castilla y León, donde la estancia media el pasado año fue de 1,75 días, ocho de cada diez viajeros eran residentes en España (200.964), mientras que el resto, 44.800, extranjeros. En paralelo, el 82 por ciento de las pernoctaciones también eran de nacionales, con 355.324, con 75.000 de no residentes.

Las pernoctaciones aumentaron en seis provincias, con datos encabezados por Zamora, que creció un 26,7 por ciento, con 17.585 noches. A continuación se encuentra León, con un 15,8 por ciento (62.790 pernoctaciones), Ávila, un 13,9 por ciento (32.686), y Palencia, un 12,2 por ciento (18.195). Por debajo del diez por ciento crecen en Valladolid, un 7,7 por ciento (74.375).

Por contra, bajaron en Segovia, un 3,4 por ciento (46.951 pernoctaciones), en Salamanca, un 1,9 por ciento (87.611), en Burgos, un 1,6 por ciento (68.117) y en Soria, con el descenso más moderado, del 0,9 por ciento (21.970).

Los viajeros se elevaron en todos los territorios. Aumentaron en Ávila un 19,3 por ciento (20.892 personas), y en Zamora un 13,4 (9.602). También subieron en Palencia, un 12,7 por ciento (9.207), un 11,9 y 11,5 por ciento en Soria y León, respectivamente (con 10.992 y 35.487 viajeros) y un 10,9 por ciento en Segovia (27.953).