Aulafilm regresa para fomentar un aprendizaje ‘de película’

“Cualquiera que intente hacer una distinción entre educación y entretenimiento no sabe nada sobre ninguna de los dos”, argumentaba el filósofo Marshall McLuhan en 1964. Unos años antes, en 1933, el inspector de enseñanza Fidel Blanco Castilla señalaba, respecto al cine, que “jamás un educador dispuso de elemento pedagógico de más potencia y eficacia”.

Desde una creencia similar, la de que “el cine transforma el aula”, parte Aulafilm, una plataforma que permite a colegios e institutos proyectar películas online tanto dentro del aula como en las salas de cine colaboradoras en cada ciudad. Un herramienta en la que ya confían 123 centros educativos de toda España.

De ellos, un total de 28 colegios públicos de Castilla y León ha contado, en los dos últimos cursos, con sus propios cineclubs -gracias a la colaboración entre Aulafilm y la Junta-, en los que participaron más de 3.000 estudiantes de localidades como Benavente (Zamora), Peñaranda de Bracamonte (Salamanca), La Bañeza (León), o las ciudades de Valladolid, Salamanca y Ávila.

Hasta el 23 de octubre

La convocatoria, que va camino de sumar ya su tercer año consecutivo en la región, permanecerá abierta para centros de Infantil y Primaria hasta el 23 de octubre en la web de la Consejería de Educación.

“Se trata de un proyecto muy ambicioso hecho por una organización muy pequeña. Nos mueve garantizar el acceso a la cultura y lo lógico es hacerlo desde la educación, que es la base de todo”, explicó en una entrevista concedida a Europa Press, la directora de la plataforma Aulafilm, Helena Fernández.

Así, a través de un catálogo que reúne 150 títulos seleccionados tanto por su relevancia cultural como por su valor artístico y pedagógico, Aulafilm pretende dar la oportunidad a niños y jóvenes de “fascinarse y disfrutar” con las películas.

“El cine no es elitista por naturaleza, sino popular. No obstante, cierto tipo de narraciones no están al alcance de todo el mundo”, señaló Helena Fernández, que apuntó que es precisamente desde esa “realidad tan injusta” desde la que parte la andadura de Aulafilm, cuyo objetivo poner el cine al servicio de las distintas etapas educativas.

“Raro es el profesor que no utiliza el cine en el aula, pero cada uno lo hace como puede y le parece”, comentó Fernández. Es por ello que Aulafilm fomenta que sean los propios docentes quienes desarrollen el proyecto de cineclub, ya que son quienes mejor saben cómo introducir el cine en cada aula: “No es lo mismo una clase en Valladolid capital que un grupo reducido en un entorno rural”.

Distintas alternativas

En este sentido, su catálogo tiene la ventaja de servir de base para proyectos educativos y también de atender ese interés pedagógico para atender las distintas etapas educativas que usan Aulafilm, con propuestas que van desde ‘El hijo de Saul’ hasta ‘La rata pirata’.

Por un lado, apuntó Helena Fernández, la plataforma intenta por un lado “atender a un espectro muy amplio de edades al tiempo que quiere ser escaparate de la enorme variedad y diversidad del cine” para un público que “quizá está más acostumbrado a ver películas de acción, de superhéroes, o a la producción exclusivamente norteamericana”.

Como complemento a todo ello, la meta de Aulafilm es demostrarles que “también pueden disfrutar de un documental o de una película iraní en versión original”, propuestas que puede que generen “extrañeza” entre los jóvenes espectadores, aunque eso forma también parte del propósito que tiene la plataforma. “Muchas veces esas barreras están más en los adultos que en los propios niños, que al final son esponjas“, aseveró Fernández.