Villa reclama su sitio

El delantero asturiano dejó bien claro que aún tiene mucha pólvora en sus botas.

0

A pesar de que hace unos días que el Mundial sería su última aventura con la selección española, David Villa demostró, con sus dos tantos el pasado sábado ante El Salvador, que todavía tiene mucha pólvora en sus botas.

El asturiano, que se perdió la Eurocopa 2012 por una fractura de tibia, dejó claro que está dispuesto a ayudar a la ‘roja’ en todo momento, aunque cuando el técnico ofreció la lista de convocados muchos pensaron que debería haber puesto a Llorente o Negredo en su lugar.

«Estoy muy contento por haber marcado dos goles. El partido era complicado por el clima, ya que hizo mucho calor, pero tenemos que estar preparador para jugar en cualquier condición. Ya tenemos ganas de que empiece lo bueno», apuntó el ‘Guaje’.

La prensa española también elogió el carácter del internacional. «Villa recupera el olfato goleador», reflejó el diario Marca. A sus 32 años, el veterano futbolista quiere seguir siendo importante en el combinado nacional, y este medio lo calificó como «incombustible» atendiendo a su récord de 58 goles en 86 partidos con la actual campeona del mundo.

«A este bravo tipo, uno de los protagonistas estelares del ciclo triunfal de la ‘roja’, aún le quedan algunas cosillas que decir», publicó As, que expuso la posibilidad de que Villa luche por el puesto titular. «Dos tantos de delantero con olfato de gol. Ahora que desgrana los últimos encuentros en nuestro fútbol, da gusto ver eso», añadió en alusión a su marcha al New York City.

Además, la prensa también destacó el buen rendimiento físico de Diego Costa, quien parece haber dejado atrás los problemas musculares que ha sufrido en las últimas semanas. «Se percibieron detalles esperanzadores. En primer lugar, sus movimientos fueron naturales, nada forzados. No rehuyó ninguna carrera», comentó El Mundo.

El amistoso disputado en Washington ante El Salvador, último antes de debutar en la Copa del Mundo el viernes ante Holanda, fue definido como bastante satisfactorio por los analistas, y Mundo Deportivo resumió: «Lo aprobó con nota. 2-0 en el marcador, Villa fiel con su cita con el gol y, físicamente, todos los jugadores están en condiciones».

Un largo vuelo

La selección puso ayer rumbo a Brasil, a donde llegó de madrugada. El equipo despegó desde el aeropuerto de Baltimore y el vuelo hacia Curitiba, sede en la que se hospedará la ‘roja’, duró más de 10 horas.

España cambiará así el verano estadounidense por el invierno ‘cairoca’. De los 30 grados de Washington pasarán a unas temperaturas de entre 15 y 12, además de lluvias para los próximos tres días. En caso de superar la primera fase, el equipo cambiará su lugar de concentración por Fortaleza o Belo Horizonte, que son ciudades mucho más cálidas y húmedas.