Una pésima primera parte condenó al Unami en casa del Leis Pontevedra

0

La distancia entre el Unami de División de Plata femenina y sus rivales de la competición situadas en la zona cómoda de la tabla continúa aumentando, después de la derrota cosechada por el equipo de Javier Martín Pena el sábado frente al Leis Pontevedra por 6-2.

De nada sirvió una reacción tardía en la segunda parte, en la que las azules dominaron, tuvieron ocasiones y se mostraron seguras en defensa; todo lo que no habían hecho en la primera mitad y que les costó irse al descanso con un 5-1 en contra, además de con la sensación de estar haciendo uno de los peores partidos que se les recuerda.

Las azules salieron a la cancha y su intensidad en la presión apenas llegó a durar lo que tardó Carla en lograr el primer tanto para el Leis. El Unami, que aún contó con dos oportunidades claras de Patri para empatar antes de que Carmen hiciese el 2-0, comenzaron entonces a desinflarse, perdiendo balones fáciles, abandonando el carácter y la actitud en la presión, y concediendo espacios que las gallegas sabían aprovechar para triangular. Tal parecía la superioridad local, que hasta los disparos, como el que supuso el 3-0, se colaban en la portería de Lau con una facilidad que asombraría a cualquiera que conozca las grandes cualidades de la guardameta del Unami.

Tan sólo un disparo lejano de Cris inquietó la portería de Silvia, que supo despejar con el pie, antes de que sus compañeras Carla y Nati aumentaran la renta hasta el 5-0; marcador con el que parecía que se llegaría al descanso. Sin embargo, a pocos segundos del mismo, Guti marcó desde media cancha, aprovechándose de un extraño despliegue del portero-jugador; táctica con la que el entrenador del Leis ya había intentado sorprender en una única jugada en el minuto 4.

El paso por vestuarios hizo a las chicas de Martín Pena apelar al orgullo, y aunque en el minuto 24 Gema culminaba el 6-1 en una triangulación, las azules ya habían cambiado sus modos sobre la cancha, dotando a su presión de agresividad y a su ataque de fe, aunque no tanto de efectividad.

Pudieron lograr algún gol más, pero al final se tuvieron que conformar con 6-2 de Cris de lanzamiento de falta. Justo castigo para la mala primera parte.