“Una jornada inolvidable”

Luis Alonso relata en primera persona sus vivencias tras imponerse en el Trail de Peñalara, la cuarta de las pruebas del Desafío “Real Sitio Grand Slam Marathon”, que vivirá su próxima carrera en México a mediados de julio

15

“Cuando han pasado ya unas cuantas horas desde el termino de la carrera, recién levantado y antes de ir a desayunar y recoger el trofeo que me acredita como Campeón del TP80Km, quiero compartir con vosotros la alegría que sentí ayer cuando cruce la línea de meta. Para mí, ser recibido por esa multitud de vecinos, niños, jovenes, mayores, familiares, amigos…. fue todo un placer. Sentirte arropado y apoyado por la gente de tu municipio que te ha visto crecer, y que ahora sigue tus andanzas por el mundo es algo muy especial.

Ha sido una suerte poder incluir una carrera, para el proyecto, que terminase en mi pueblo, ya que de esta forma he podido devolver a todos y cada uno de los que día a día me apoyan, animan, dan muestras de su cariño, lo que tantas veces he recibido de ellos.

Por suerte, la carrera ha ido según lo planeado y he podido llegar victorioso a la plaza de mi pueblo, así que mejor no ha podido salir. Si hubiera llegado en otra posición el recibimiento hubiera sido igual, ya que de lo que se trataba era de llegar a la meta de Real Sitio y poder disfrutar de esta maravillosa gente que ha estado en la plaza esperando la llegada de uno de su vecinos.

El día de ayer era muy especial, ya que hacia 35 años que mis padres abrieron el “Bar Castilla”, establecimiento que nos ha permitido, gracias a todos y cada uno de los clientes, turistas y personas que han pasado por el bar, poder sacar adelante un negocio y una familia, por lo que os podéis imaginar lo que ha sido para mi poder dedicar esta victoria a mis padres; ha sido un momento muy emotivo cuando al poco de terminar la carrera y ante la multitud de vecinos, he cogido el micrófono y se lo he dedicado. Ha merecido la pena realizar los 80 kilómetros y poder dedicárselo en forma de victoria.

Poder cruzar la línea de meta rodeado de tanta gente de tu municipio de la mano de tu novia y hermano, habiendo estado anteriormente abrazando a tus padres es algo que no tiene precio, algo que nunca olvidaré.

La fiesta que habían organizado fue inolvidable. Llegar a la plaza de mi pueblo y que esté llena de vecinos y familiares para recibirme es algo que vale mas que cualquiera de los triunfos que haya obtenido. Es el reconocimiento del municipio, con el alcalde y varios concejales entre los presentes, a tantos años que llevas dedicandote a algo que te gusta tanto y con lo que haces disfrutar a las personas que les gusta tu actividad deportiva y lo viven tanto como yo.

No ha faltado a la fiesta mi compañero de viaje, El Cochinillo Viajero, que en esta ocasión ha tenido que hacer menos kilómetros. Hemos traído para la ocasión tres cochinillos, que tras ser cortados de manera tradicional han sido degustados entre los presentes. Tampoco podían faltar los productos de Tierra de Sabor, ya que junto con el cochinillo son el reconstituyente habitual tras las diferentes carreras que venimos acometiendo.

En cuanto a la acción solidaria, en esta ocasión tratar de recaudar la mayor cantidad de sangre para la Hermandad de Donantes de Sangre, han sido 20 personas las que han donado su sangre. No sé si será mucho o poco, puesto que no se lo que se recauda en otras salidas. Creo que se podía haber donado mayor cantidad, ya que el volumen de gente en la plaza ha sido elevado. Hemos vuelto a cumplir con otra acción solidaria, que es lo importate, y ahora ya estamos centrados en la siguiente acción, de la que pronto daremos novedades de cómo poder ayudar a ASEFAS, Asociación Segoviana de Familliares y Amigos del Sordo.

Como cuenta hoy en su crónica Javier Martín, la obligación es la obligación y ayer, al poco de terminar la carrera y dado el volumen de gente que había, tocó ponerse el traje de faena y ayudar en el negocio familiar, por lo que no tuve tiempo de disfrutar y asimilar lo conseguido. Han pasado ya cuatro etapas del proyecto, estamos justo en el ecuador y tanto los resultados de las acciones solidarias como los deportivos están siendo muy positivos, así que solo queda ir etapa tras etapa, como hasta ahora lo estamos haciendo, y terminar este proyecto deportivo solidario del Real Sitio Grand Slam Marathon.

Para terminar quiero agradecer a todos y cada uno de los patrocinadores y colaboradores que hacen posible que pueda estar desarrollando este proyecto; a mi entrenador Víctor López, a los fisios, médicos… por su dedicación y tiempo. Sin ellos esto no sería posible.

Fe de erratas: En la crónica de la carrera publicada el día 24 de junio, se señala que el atleta Aitor López competía en la prueba de los 80 kilómetros, cuando lo hacía en la prueba de los 110 kilómetros.