Una ‘final’ anticipada en la primera semifinal del Mundial

Brasil llega inmersa en un mar de dudas tras la lesión de su estrella Neymar y la sanción de Thiago Silva, mientras Alemania apela a su fiabilidad como equipo.

1

Brasil y Alemania, que suman ocho Copas del Mundo entre las dos, protagonizarán hoy (22.00 horas/Telecinco) una ‘final’ anticipada en la primera semifinal del Mundial 2014, en un partido al que la ‘Canarinha’ llega inmersa en un mar de dudas tras la lesión de su estrella Neymar y la sanción de Thiago Silva, mientras que su rival apela a su fiabilidad como equipo para batir a la selección brasileña.

En busca de su segunda final de una Copa del Mundo como anfitriona, la selección ‘verdeamarelha’ deberá reinventarse en el penúltimo escalón de su camino hacia su sexto título, ya que Neymar, el futbolista más desequilibrante y con más calidad del equipo y que además suma cuatro goles en este campeonato, no podrá participar en lo que queda de Mundial debido a una fractura de vértebra que sufrió ante Colombia en los cuartos.

La preocupación de los aficionados brasileños es más grande aún teniendo en cuenta que el capitán del equipo, el defensa Thiago Silva, tampoco podrá jugar ante la escuadra germana, ya que la tarjeta amarilla que le mostró el español Velasco Carballo ante los ‘cafeteros’ le deja fuera de combate en estas semifinales. No obstante, la Federación brasileña recurrió la amonestación, aunque las esperanzas de que el recurso prospere son escasas.

Con todo, el seleccionador, Luiz Felipe Scolari, tendrá que reorganizar su bloque para devolver la ilusión a un país que cada vez ve más difícil la consecución del título. Así, desde el propio combinado brasileño se apela a la unidad del grupo para superar las dificultades acaecidas en los últimos días.

El cambio de ‘dibujo’ en el esquema táctico de Scolari no será brusco, ya que podría convertirse en fatal para sus intereses a estas alturas de competición. Por ello, Willian gana enteros para ocupar la plaza de Neymar en el ataque por detrás de Fred. En cuanto a la baja de Thiago Silva, todo apunta a que Dante será su sustituto. Asimismo, Maicon podría repetir en el lateral derecho.

Por su parte, la consistencia de Alemania le ha permitido acceder a la penúltima fase de la Copa del Mundo en las cuatro últimas ediciones, aunque sólo pasó de ronda en la de 2002. Precisamente, el cuadro europeo, que perdió aquella final ante la selección brasileña, tiene un motivo más para batir a la ‘canarinha’ y tomarse la revancha.

Papel de favorita

Además, en esta ocasión es la selección germana la que llega con el papel de favorita a la cita, ya que su solvencia y su fiabilidad exhibida en los partidos anteriores no crea dudas acerca de su rendimiento. Por ello, el equipo dirigido por Joachim Löw tiene ante sí una buena oportunidad para sellar su pase a la final y continuar el camino hacia su cuarto Mundial, un título que le es esquivo desde que consiguiese su tercera estrella en 1990.

La confianza del combinado alemán, en gran medida gracias a su mayor experiencia y eficacia respecto a citas mundialistas anteriores, la ejemplificó estos días el presidente de la Federación Alemana, Wolfgang Niersbach, quien mostró su apoyo a los futbolistas tras la victoria por 1-0 ante Francia en los cuartos de final.

Así, Löw no tiene apenas dudas sobre el once que pondrá en liza en esta semifinal, ya que el funcionamiento de la ‘máquina’ alemana ha sido bueno y fiable en lo que va de campeonato, tanto en la zaga, con Boateng y Hummels de centrales; en el centro del campo, con Kroos llevando la manija; y en el ataque, con un Müller inspirado de cara a puerta, como demuestran sus cuatro goles, que le colocan en la carrera por alcanzar al colombiano James Rodríguez -con seis tantos- como máximo goleador.

Potencial

No obstante, y pese a la baja de su referente ofensivo, Brasil tiene herramientas y potencial para afrontar el obstáculo de cara a la portería contraria, como demuestra su olfato goleador en lo que va de torneo, ya que es tercero en la lista de máximos goleadores con 10 tantos, sólo dos por detrás de Colombia y Holanda.

También en el apartado ofensivo destaca la selección alemana, empatada con la ‘canarinha’ tanto en el aspecto anotador, con 10 goles, como en la puntería, con un 70% de sus disparos entre l palos.

Sin embargo, Alemania sí destaca sobre su rival en el juego en equipo, como demuestra sus porcentajes de pases, con un total de 2.938 acciones con éxito y una efectividad del 80% frente a los 1.816 pases y el 70% de Brasil. De hecho, Philipp Lahm es el mejor jugador en este apartado, con 408 pases y una eficacia del 86,6%.

A pesar de la talla de los contendientes de hoy en el Mineirao de Belo Horizonte, este sólo será el segundo duelo entre ambos en un Mundial. En el último, Brasil se impuso por 2-0 en la final de la Copa del Mundo de Corea y Japón 2002 gracias a dos tantos de Ronaldo.