Un punto al filo de la bocina

La Segoviana puntúa a domicilio dos meses después con un gol de Ricar.

1

El tiempo dirá si el punto que la Gimnástica Segoviana cosechó ayer en el campo de La Virgen del Camino es una inversión o una oportunidad perdida. Los azulgrana volvieron a sumar a domicilio dos meses después y pusieron fin a una racha de cuatro derrotas consecutivas en casa de rivales directos que ha mermado sus opciones de play off. Con el mismo guión que en otras ocasiones, los visitantes tuvieron que remar en un campo pequeño y ante un rival que explotaba el juego directo con balones aéreos y cualquier resquicio a balón parado. El gol de Ricar a dos minutos del añadido sirvió de recompensa, más anímica que estadística, para un equipo que sigue buscando su identidad competitiva en los desplazamientos.

Antes de que la tarde se pusiera cuesta arriba, la Segoviana pudo adelantarse en un gol de Quique, asistido por un buen pase de Dani Arribas, que el colegiado anuló por fuera de juego. “Tengo mis dudas, pero me ha dado la sensación de que entraba desde atrás”, valoraba Santi Sedano. Arribas pasó de asistente a asistido en una jugada con el mismo desenlace: el línea señaló fuera de juego cuando el jugador gimnástico encaraba en solitario la portería rival.

Una volea envenenada

La Virgen del Camino ya había amagado con adelantarse en el marcador en una clara ocasión tras una pared que terminó en las nubes. Finalmente el cuadro leonés tomó la iniciativa al filo del cuarto de hora de la segunda parte en una volea muy lejana de Perona que terminó por envenenarse y no dio tiempo suficiente por retroceder a Facundo, que no tuvo réplica.

Los visitantes reaccionaron tras el gol, volcándose con más voluntad que argumentos futbolísticos, y acabaron encontrando la igualada. Dani Calleja, que recibió el rechace de una falta que él mismo había ejecutado, enganchó un envío con rosca que Ricar desvió oportunamente hacia la puerta rival.

“Hay que dar por bueno el empate. No sé si nos va a servir para meternos arriba, pero de momento nos vale para romper una mala dinámica fuera de casa. Después de cuatro derrotas, en un campo muy difícil, hemos tenido la recompensa al trabajo bien hecho que en otras circunstancias no ha llegado”, analiza Sedano.