Un empate que sabe a poco

El Naturpellet Segovia mandaba en el marcador a falta de tan solo 55 segundos para el final

Bonito, disputado e intenso el encuentro que enfrentó durante la tarde de ayer al Naturpellet Segovia Futsal con el Plásticos Romero Cartagena en el Pedro Delgado y que terminó con empate a 2, en uno de los encuentros con mayor intensidad de la temporada.

El partido comenzó con los jugadores del Naturpellet más activos y con ganas de hacer daño al Cartagena, sin embargo nada más empezar el encuentro, cuando tan solo habían transcurrido dos minutos desde que empezará a rodar el esférico, el jugador de Cartagena, Elián, conseguía abrir la lata para los visitantes en una jugada posterior a un saque de esquina.

Sin embargo los jugadores de Diego Gacimartín supieron mantener la cabeza fría y con casi todo el encuentro por delante, tomaron las riendas del juego, haciendo posesiones muy largas y elaborando sus jugadas, mientras el Cartagena se encerraba atrás para mantener su diferencia y frenar los continuos ataques del Naturpellet Segovia.

Con el área cartagenera repleta de futbolistas se hacía complicado que los pupilos de Diego Gacimartín pudieran insertarse en la misma con el balón controlado y con opciones de crear peligro, por lo que el Naturpellet solía finalizar sus jugadas con disparos de media y larga distancia. Tras el gol, Lucas fue el primero en probarlo en el minuto 3. Más adelante, Chus, ya en el minuto 8, con un disparo lejano y seco mandaba el esférico a la cruceta izquierda de la portería defendida por el guardameta Raúl, pero el balón salía repelido a saque de puerta.

Poco después aparecería el de casi siempre, Buitre, que aprovechó las dudas de la defensa cartagenera para llevarse un balón dividido en la frontal y a la altura de la línea del doble penalti soltaba un zambombazo directo a la escuadra derecha de la portería defendida por Raúl, que llegó a tocar la pelota, pero que no pudo desviar dada la potencia del disparo. Así llegaba la igualada en el marcador para el Naturpellet, que a estas alturas del encuentro dominaba a todo un Cartagena, que por el momento ocupa la única plaza de ascenso directo a Primera División.

Tras el empate el Cartagena trató de salir de la ratonera, pero el conjunto dirigido por Juan Carlos Guillamón pasaba muchas dificultades para sobrepasar la presión de los jugadores locales, que en esta primera parte hicieron un gran trabajo defensivo, haciendo marcaje individual en toda la pista y asfixiando la movilidad del Cartagena. Por su parte Gacimartín cambiaba cuartetos enteros para mantener esa intensidad en el juego y tratar de llegar al final del encuentro con todos sus efectivos en plenas facultades.

El jugador de Naturpellet, Juanfran, ex del Cartagena, que se mostró con muchas ganas de hacer un buen papel ante sus antiguos compañeros gozó de una buena oportunidad en el minuto 14 para adelantar a su equipo y en la jugada siguiente, una buena asociación entre este y Chus a punto estuvo de suponer el 2-1, pero el salmantino no llegó al remate y el balón se marchó a saque de puerta.

Comenzaban a aparecer espacios sobre la cancha y Cartagena también lo intentaba. Todavía en el 14, Elían probaba suerte desde fuera del área y Buitre en el minuto 16 se plantaba ante Raúl, pero muy atento el jugador de Cartagena Rahali, rebañaba por detrás el esférico al 17 del Naturpellet.

En los tres últimos minutos de la primera parte el Cartagena consiguió apoderarse de la posesión y el conjunto visitante disfrutó de varias ocasiones en las botas de Víctor, pero Mordi decidió empezar con su particular recital y frenó las intentonas visitantes para mantener la igualada hasta el descanso.

La segunda mitad tuvo un guión diferente. El Cartagena trató de adelantar sus líneas, pero de nuevo la presión de Naturpellet daba pocas opciones en los primeros minutos al Cartagena.

En torno al minuto 24 comenzaron a aparecer espacios en los dos equipos y a partir de aquí Cartagena gozó de sus mejores minutos sobre el parqué del Pedro Delgado. Sin embargo Mordi no estaba dispuesto a dejar que el rival volviese a adelantarse y en el minuto 5 salvaba por dos veces a su equipo en acciones de mano a mano contra jugadores visitantes.

El conjunto local tenía la posesión, pero en estos minutos las ocasiones de peligro las protagonizaban los visitantes. En el minuto 8, Mordi volvía a frenar una ocasión visitante, esta vez en las botas del capitán Matia y en el 9 el guardameta local se hacía grande para tapar ángulo e impedir a Elián volver a marcar. El Naturpellet respondía entonces con disparos de Alvarito y Álex en los minutos 10 y 13 respectivamente, que se marchaban desviados.

Seguía el toma y daca y seguía Mordi con su espectáculo, salvando en el 14 otro mano a mano contra Rahali. Las fuerzas comenzaban a escasear, pero había una gran tensión sobre el terreno de juego y ambos equipos querían ganar. Entonces apareció Edu, que nunca da un balón por perdido y haciendo gala de su habitual lucha y entrega robó la pelota en el área contraria, para enviar el balón a Juanfran que solo en el segundo palo batía a Raúl y colocaba el 2-1 en el marcador a falta de 4’40’’ para el bocinazo final.

Entonces el conjunto cartagenero decidió sacar el portero jugador para lanzarse a por el empate. Cartagena empujaba con más ganas que fútbol y la defensa segoviana se mostraba contundente. A falta de 1’45” Naturpellet robaba un balón, pillando a Cartagena con portero jugador, pero este, Rubén Zamora, entraba muy fuerte a Álex para cortar la contra que podría haber supuesto la sentencia, mostrando los árbitros amarilla al jugador de Cartagena en esta acción.

Cuando tan solo restaban 55 segundos apareció el más listo de la clase, Elián, para aprovechar el descontrol en una jugada embarullada dentro del área segoviana y apareciendo desde línea de fondo y a centímetros de la portería hacía el empate, sin apenas tiempo para la reacción local.

FuenteAlberto Manso Bas  
Compartir