Un buen planteamiento, pero sin recompensa

A La Granja le funcionó su variación táctica, aunque no lo suficiente como para sumar ante un Villaralbo que hizo lo justo para ganar.

0

Una vez más el Club Deportivo La Granja dejó escapar un partido en El Hospital, por la mínima, y frente a un grande. Como ya demostró en otras ocasiones ante rivales mejor colocados en la clasificación, ayer contra el Villaralbo el equipo de San Ildefonso volvió a dejar una muy buena impresión, pero sin poder sumar ningún punto.

José Manuel Arribas anunciaba cambios tácticos de cara a este partido y, en efecto, frente a los zamoranos se pudo ver a un equipo con varias novedades. La que más destacó fue el inicio de Guy después de su larga lesión. Situado como enganche entre la defensa y el centro del campo, el debutante demostró ser el mejor del partido, trabajando incansablemente a la hora de anular a los creadores de juego del Villaralbo.

Así, con un dibujo de 4-1-4-1 sobre el césped el entramado defensivo de los granjeños fue muy complicado de sobrepasar, mientras que en la mitad del campo Coco por la izquierda y Carlos por la derecha siempre encontraban balones para iniciar la ofensiva, bien apoyados por Chechi e Iván.

De esta manera comenzó un encuentro muy vivo, en el que los zamoranos empezaron avisando con una llegada por la derecha que no encontró rematador, y con Jaime como su hombre más peligroso.

Por el lado local era Coco quien le ganaba más veces la partida a sus defensores por velocidad, si bien le faltó culminar sus carreras con pases más precisos al área. La ocasión más clara en los primeros quince minutos la tuvo Iván, que no dudó en tirar a puerta, pero el balón rebotó en un defensa y se marchó a corner.

En cuanto a número de veces que se llegaba al área contraria era La Granja quien ganaba, pero el Villaralbo contaba con futbolistas de gran calidad con el balón como Mato, que cedió a Jaime dentro del área y éste disparó a las manos de Yiyo.

El granjeño Carlos también se mostró muy activo y motivado, y suyas fueron las dos últimas acciones de ataque más destacables de una entretenida primera parte, en la que a punto estuvo de marcar, sobre todo con un remate dentro del área que acabó con una extraordinaria parada de José Luis.

La Granja, con uno más

Por lo visto en los primeros 45 minutos, La Granja ya había perdido el miedo, y solo faltaba traducir esta mejoría en efectividad ofensiva. Tras un aviso de Jaime y un gol anulado a Chechi por claro fuera de juego, el encuentro se volvió loco y con contínuas idas y venidas. Así, en el minuto 60 el auxiliar vio cómo Jaime golpeaba a Pluma, llamó al árbitro y éste expulsó al delantero zamorano con roja directa. La Granja iba a jugar con un hombre más durante la última media hora, pero ni con esas llegó el esperado gol.

Pero cuando se perdona tanto a un equipo como el Villaralbo suele pasar lo que ocurrió en el minuto 79. Emilio, casi recién salido al campo, encontró uno de los pocos huecos que dejó la defensa local para colocar el balón allí donde no pudo llegar Yiyo.

Ni siquiera con los hombres de refresco, todos ellos atacantes, que salieron en los últimos minutos pudo La Granja conseguir al menos un punto. Incluso los de casa dispusieron de una falta indirecta dentro del área, desaprovechada, justo antes de que el árbitro señalara el final del encuentro.