Un Madrid crecido tras su reciente victoria recibe al verdugo del Atlético

Los blancos afrontan con optismo la ronda en la que se han estrellado en los dos últimos años

22
El centrocampista Luka Modric (c), durante el entrenamiento del Real Madrid en la Ciudad deportiva de Valdebebas.
El centrocampista Luka Modric (c), durante el entrenamiento del Real Madrid en la Ciudad deportiva de Valdebebas. / EFE
Publicidad

El Real Madrid recibe hoy al Girona en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey con el ánimo reforzado después de realizar el mejor partido de la ‘era Solari’ ante el Sevilla y en busca de consolidar este paso adelante ante un rival verdugo del Atlético de Madrid y que espera salir con opciones para dar otra sorpresa en Montilivi.

El equipo madridista afronta optimista la ronda en la que se estrelló en los dos últimos años cuando el Celta y el Leganés le privaron de seguir adelante en un torneo del ‘KO’, donde no está en sus semifinales desde su título en 2014 ante el FC Barcelona. Esa ronda, obligada para el campeón de Europa, sería, en cambio, un paso más en la historia para su rival, que hasta esta edición se había quedado siempre en dieciseisavos.

Los de Solari vienen reforzados tras ganar con solvencia a un rival directo como el Sevilla, desplegando el mejor fútbol desde que el argentino está en el banquillo del Real Madrid, pero todavía con el debe de mejorar su ofensiva y de confirmar si puede transformar estas sensaciones en regularidad en un momento clave de la temporada.

El Real Madrid se tomó la revancha del año pasado ante el Leganés y ahora busca un paso más ante los de Eusebio Sacristán, un equipo que en LaLiga no está en su mejor momento y peleado con las victorias desde hace casi dos meses, pero que se movió mejor a domicilio, como demostró la semana pasada en el Wanda Metropolitano, donde fue capaz de anotar tres goles para lograr el pase.

La victoria ante el conjunto hispalense va acompañada además del paulatino desalojo de la enfermería y para este encuentro podrían de nuevo estar disponibles Marcos Llorente y Toni Kroos, futbolistas que pueden ayudar a que, pese al buen partido del pasado sábado, Solari mueva su once e introduzca novedades en casi todas las líneas, menos arriba donde tiene menos margen de maniobra y Benzema, un Vinicius en crecimiento y Lucas Vázquez parecen no tener ahora relevo.

En el centro del campo, Luka Modric, cerca de su mejor versión ante el Sevilla, podría tener descanso y Fede Valverde tiene opciones de volver al once. En cuanto a Marcelo e Isco, dos jugadores que no tienen toda la confianza actual de su entrenador, el brasileño parece que recuperará su puesto en el lateral izquierdo, perdido en los dos últimos partidos ligueros, y el malagueño podría ser una de las posibilidades que baraje el argentino para refrescar el medio.

mejor resultado

Por su parte, el Girona acude al Bernabéu, donde el año pasado fue goleado en LaLiga Santander por 6-3, en busca de sacar el mejor resultado posible que lo deje todo abierto para la vuelta de la semana que viene en Montilivi, pero también sin la presión de no ser el favorito.

El pase copero ante el Atlético fue la mejor noticia para el conjunto gerundense, que únicamente ganó uno de sus diez últimos partidos, en la ida de dieciseisavos coperos ante el Alavés (2-1), aunque seis los saldó con empate, y que tras visitar al campeón de Europa, recibirá al FC Barcelona.

De todos modos, Eusebio Sacristán pedirá a los suyos que jueguen sin complejos ante un Real Madrid y, aunque advirtió de que LaLiga es lo principal, sólo dejó en casa de sus titulares al lateral Pedro Porro, que será reemplazado seguramente por el pujante Valery.