Tarde de pícnic y nervios en la Nueva Segovia

0

¡Pero tira! Ese fue el grito que más se escuchó en la tarde de ayer en la plaza Tirso de Molina, donde se ubicó la pantalla gigante a través de la que cientos de segovianos siguieron con los nervios a flor de piel el encuentro que la selección española disputó frente a Croacia.

La tarde, que comenzó como si fuera un pícnic cualquiera, fue “calentándose” con el paso de los minutos, ya que España no llegaba a la portería contraria, y un gol de Croacia mandaba a la selección directamente para casa. En un segundo tiempo de infarto, en el que la actuación de Casillas se llevó la ovación de la tarde, los aficionados vivieron al borde de un ataque de nervios los minutos finales, hasta que la fiesta estalló con el gol de Jesús Navas, aunque no fueron pocos los que celebraron el tanto más tarde que el resto pensando que había fuera de juego. El 1-0 llevó la alegría a los segovianos.