Superados por el filial rojillo

La Gimnástica Segoviana fue a remolque desde el minuto 4, en un partido controlado por el Osasuna B.

0

La Gimnástica Segoviana no guardará un buen recuerdo de su visita a Tajonar tras caer derrotado ayer frente a un gran Osasuna B. Los visitantes, que debutan en la categoría, deberán mejorar si no quieren pasar más apuros de los necesarios para mantenerse en Segunda División B.

En la tarde de ayer el Osasuna B dominó durante la primera parte, pero su esfuerzo solamente se vio recompensado en una ocasión. Fue nada más comenzar el encuentro, en el minuto 4. El equipo local aprovechó un error de la zaga visitante para marcar el primero a placer. El gol de Calderón abrió el camino de la victoria para los locales y torpedeó el planteamiento de la Gimnástica Segoviana.

A partir de ahí, los pupilos de Miguel Merino dominaron el encuentro y no acertaron de cara a gol para haber aumentado la diferencia. En cambio, la Gimnástica Segoviana tan sólo tuvo un par de ocasiones para empatar el encuentro y la única forma de llevar peligro fue mediante jugadas a balón parado.

Tras el paso por los vestuarios, el Osasuna Promesas continuó jugando a su estilo, con rapidez, pero la Gimnástica Segoviana tuvo oportunidades para igualar la contienda en los primeros compases del segundo periodo. Fueron los mejores minutos de los visitantes.

Sin embargo, los hombres de Paco Maroto no estuvieron acertados y el Promesas poco a poco se fue acercando al área rival. Con el paso de los minutos, el dominio rojillo fue aumentando y disfrutaron de infinidad de oportunidades para haber sentenciado el encuentro, pero no fue hasta mediada la segunda mitad cuando Roberto Torres marcó el segundo de penalti tras una mano clara dentro del área de Chema.

A pesar de tener una ventaja de dos goles, los osasunistas no se relajaron y fueron a buscar que cerrar definitivamente el partido y que finalmente lograron a falta de siete minutos para el final.

Paco Maroto ya había realizado sus tres y la Segoviana se fue hacia adelante, asumiendo riesgos y dejando espacios en defensa, aprovechados por Mariano que marcó a placer a pase de Calderón. Tras el tercer gol el encuentro quedó visto para sentencia, pero aún hubo tiempo para otro gol más, en este caso por parte de la Segoviana. Mariano, el delantero gimnástico, fue quien anotó el gol que sólo sirvió para maquillar el resultado.

Tras el gol no hubo tiempo para que la Gimnástica pudiera conseguir el 3-2 que le metiera de nuevo en el partido y conseguir el milagro de empatar y arrancar un punto. Los navarros se defendieron a la perfección e impidieron que su rival pudiera crearles dificultades ante la portería del guardameta Elías.

Con el final del partido llegó al decepción visitante, al sumar la tercera derrota en el arranque de Liga que le coloca en la zona de descenso a Tercera División.