Segovia estalló de alegría

Los aficionados que presenciaron el partido de la selección española frente a Italia en la pantalla gigante instalada en la Plaza Mayor celebraron y disfrutaron de los goles y de la merecida victoria.

0

Nerviosos, emocionados y vestidos de rojo, esperaban los segovianos el comienzo de la final de la Eurocopa en la Plaza Mayor. Acompañados de música y con gritos de apoyo, la selección sale por el túnel de vestuarios. Suena el himno español y con ello, un baño de aplausos.

Comienza la cuenta atrás en boca de los aficionados y así, se inicia el último partido de la Eurocopa enfrentándonos una vez más a Italia, que fue el primer rival de la selección en el campeonato.

Niños, jóvenes y mayores se unieron en la Plaza Mayor para disfrutar de una esperada final, ansiosos de poder celebrarla. El partido comenzó tranquilo, pero los aficionados, esperaban ansiosos un primer gol; éste, no tardo mucho en llegar. En el minuto 14 Silva marca, y se desata la alegría . Abrazos, saltos y gritos de emoción llegaron a los segovianos

Continúa la primera parte y en Segovia la fiesta no ha hecho nada más que empezar. Los seguidores cantan y lanzan mensajes de ánimo hacia su selección. Durante estos minutos Italia da algún que otro susto, y los aficionados responden con aplausos y aclamando a Casillas por las paradas con las que ha respondido.

El descanso está al llegar, pero no sin meter un nuevo gol. Jordi Alba marca en el minuto 41 el segundo para la selección española. Y así, la locura llega a la Plaza Mayor. Nuevamente gritos de alegría y emoción, saltos, aplausos y abrazos. Los segovianos ya sienten la Copa más cerca. Minutos después llega el descanso. Los aficionados se relajan, aunque aún no cantan victoria, ya que queda una larga segunda parte, que comienza con el público expectante y atento a lo que vaya a pasar durante los siguientes 45 minutos.

Se empezaban a notar los nervios de los aficionados según avanzaba el partido. En el minuto 74 Vicente del Bosque hace su primer cambio; entra Torres por Cesc y éste, es despedido entre aplausos . No haciendo esperar mucho, en el 84, Fernando Torres marca el tercer gol de la selección. Los segovianos no se creían lo que estaban viendo, y ahora sí que estaban convencidos de que la copa ya era de nuestra selección.

A nueve minutos de terminar la final contra Italia, los seguidores comenzaban a celebrar la victoria. Pero esto aún no había terminado, y Mata culmina con el cuarto y último gol en el minuto 88.Y en este momento, desató la locura en la Plaza Mayor y en Segovia entera, celebrando la esperada victoria.

Los aficionados trasladaron su alegría desde la plaza a la fuente de Santo Tomás, lugar habitual de celebración de los triunfos deportivos en la capital. Miles de personas se dieron cita en este entorno con gritos, cánticos de alegría y centenares de litros de agua arrojados por los bomberos para refrescar los ánimos.