Reparto sobre el patatal

La lucha del CD La Granja, y la actuación de Yiyo, impidieron a la Segoviana llevarse la victoria.

Dos equipos sedientos de puntos se repartieron un vaso de agua en forma de empate que a unos, los del CD La Granja, dejó más o menos satisfechos, pero que a los otros, los de la Gimnástica Segoviana, les puso muy mal cuerpo, quizá porque pensaron que se habían hecho merecedores de beberse el vaso entero. Pero esto del fútbol consiste en meter la pelotita dentro de la portería, y en ese menester ni los unos, ni los otros, lograron su objetivo.

El nuevo entrenador del CD La Granja, Enrique Casas, lanzó un claro mensaje a la plantilla el día de su presentación al afirmar que había que ser prácticos. Así que, aprovechando el estado de un terreno de juego al que habría que hacer mirar, porque no había un solo metro cuadrado de hierba en el que no hubiera una madriguera de un conejo, pobló el centro del campo para evitar las combinaciones en corto de la Segoviana, dejando a Juanlu a la caza de un afortunado contragolpe. La sorpresa la dio con Yershit, al que puso de lateral derecho confiando en su velocidad.

Por su parte, Sedano también sorprendió, aunque algo menos, manteniendo a Pablo en la portería. El resto del equipo, con Roberto entrando por el sancionado Anel, fue más o menos el habitual, sacrificando la verticalidad de Quique por el trabajo de Dani Arribas.

Gélido, a pesar del sol

La propuesta estaba clara, con la Segoviana intentando tener el balón, y el CD La Granja buscando las contras en un derbi muy intenso, con algunos momentos (no demasiados) de fútbol, sobre todo en una primera parte en la que Calleja acaparó buena parte de la ofensiva azulgrana aprovechando la bisoñez de Yershit en el lateral, obligando a Yiyo a realizar varias intervenciones de mérito.

Superada la media hora de partido bajo un ambiente gélido a pesar del sol, hubo un intercambio de ocasiones que vinieron a calentar a la grada. Dio primero la Segoviana, obligando a Yiyo a despejar un centro envenenado a la cabeza de Ricar, y un posterior remate de Dani Arribas ajustado al palo. En la contra, Xavi envió a córner un peligroso envío al área de Mario, y en el posterior saque de esquina, Pluma dispuso de la más clara ocasión de los locales, cabeceando en el primer palo, rechazando Pablo en la misma línea de gol.

Pluma tuvo el 1-0

Salvando un remate alto de Chiqui desde la frontal, la producción ofensiva del CD La Granja terminó en ese momento, mientras que la Segoviana siguió intentándolo, con un remate de Rubén que Yiyo pudo desviar haciendo gala de sus reflejos. El portero local solo se equivocó una vez, en una salida de su área en la que Ricar se le anticipó, obligándole a cometer una falta que el árbitro, demasiado permisivo en ocasiones, no quiso señalar, como tampoco lo hizo minutos antes, en otra clara falta de Roberto sobre Adrián cerca del área azulgrana.

Un penalti decisivo

En el segundo tiempo el equipo visitante supo explotar unos minutos de debilidad granjeña en el centro del campo para seguir explotando el filón de su banda izquierda hasta que, en el minuto 56, Yershit cometió un claro penalti sobre Calleja, viendo la tarjeta amarilla cuando lo más lógico hubiera sido que la amonestación tuviera otro color más encarnado. Roberto lanzó el penalti, pero Yiyo rubricó su gran tarde rechazando el lanzamiento.

Casas se dio cuenta de por dónde se podía desangrar su equipo, y puso en juego a Domingo y Guille, reforzando mucho la medular, e igualando el partido. Por su parte, Sedano quiso revitalizar el juego, que comenzaba a ser demasiado previsible en los balones cruzados a las bandas, metiendo a Quique y Miguel. Pero el CD La Granja, con un sacrificio constante en el apartado defensivo de todos sus hombres, logró maniatar el juego de los gimnásticos, que ya no volvieron a tener una ocasión clara en lo que restaba de encuentro.

Al final, hubo reparto de puntos, algo que sin duda le viene mejor al equipo del Real Sitio, necesitado de sumar donde sea, y pone un regusto amargo en la Segoviana, que comienza a tener un problema con los penaltis. Hasta tres ha fallado en toda la primera vuelta, y esos errores ya han costado unos buenos puntos.

FuenteJavier Martín 
Compartir